1º.- Hoy quiero reiterar que tenemos, desde la administración, el deber de ser coherentes. No hay una política cultural para el sector estatal y otra para el privado. En ambos sectores tiene que promoverse, defenderse, dárseles espacio a quienes hacen arte verdadero.

RESUMEN: Tiene que promoverse, defenderse y dar espacio a quienes hacen arte verdadero tanto dentro del sector estatal como privado

2º.- En el caso específico del turismo, yo he insistido en que la cultura es un eslabón fundamental en los encadenamientos productivos que nos interesa promover. Pero defiendo, sobre todo, que el turismo no solo lleve a los artistas a sus instalaciones, sino que propiciemos una muy intensa actividad cultural en todas nuestras ciudades y zonas turísticas que, a la vez que enriquezca la vida cultural del pueblo, atraiga y conquiste al visitante. Hay que ser auténticos y dejar de vender “shows enlatados”, productos de seudocultura que responden más a la rentabilidad que al orgullo de mostrar quiénes somos realmente.

RESUMEN: Hay que crear una intensa actividad cultural que atraiga y conquiste al visitante 

3º.-Cuba es una potencia cultural y hoy el turismo, siendo como es una actividad económica que aporta cotidianamente al Presupuesto, la verdad es que todavía tributa mucho menos de lo que podría si los turistas salieran a consumir bienes y servicios, no solo culturales, pero sobre todo culturales….

RESUMEN: Es indispensable comunicarles la oferta diaria que se ofrece para que los turistas salieran, de sus hoteles, a consumir bienes y servicios culturales

4º- Comparto igualmente las preocupaciones de quienes sienten que algunas instituciones de la Cultura se han quedado por detrás de los creadores. Resulta inaceptable que no se comprenda que todas las instituciones culturales existen por y para los creadores y su obra (Exclamaciones y aplausos), no a la inversa, y que el burocratismo y la falta de profesionalidad ahogan la creación.

RESUMEN: Hay que desterrar la burocracia y falta de profesionalidad de dirigentes que se sirven de su institución y no sirven a los creadores.

5º- ¿Por qué desde Cuba no logramos insertar, difundir, exportar la obra de los que trabajan dentro del país y en cambio promocionamos y replicamos lo que ya el mercado acuñó y nos devuelve envuelto en sus reglas?….

RESUMEN: Hay que inserta, distribuir y exportar la obra de nuestros creadores internos sobre todas las cosas.

6º- La cultura puede y debe aportar al Producto Interno Bruto del país y para eso están sus empresas. Sobran las insatisfacciones de artistas y creadores que deben gestionarse absolutamente todo para difundir o promocionar su trabajo, mientras quienes tendrían la responsabilidad de hacerlo ejercen una suerte de parasitismo desde la inactividad…

RESUMEN: Hay que acabar con el parasitismo e inactividad de responsables de empresas culturales

7º.-Los artistas tienen el deber de pagar sus impuestos, pero no deberían tener que abonar a las empresas si estas no han tenido nada que ver con los contratos de trabajo, con su promoción ni con su amparo jurídico…

RESUMEN: Los artistas no deben abonar cuotas a empresas que no les amparen, busquen contratos de trabajo y les promocionen

8º.-Es un secreto a voces que ese parasitismo favorece la corrupción (Exclamaciones y aplausos) y enmascara el incumplimiento de la función de representación y gestión de oportunidades para el creador y su obra. Es inútil y engañoso que el escaso dinero de que dispone el país sea reciclado entre entidades sin ningún efecto en la economía real. 

RESUMEN: Hay que buscar la rentabilidad económica en la riqueza creativa, sin parasitismo y corrupción en las empresas

9º.- …atentos a los que ponen por delante mercado y no cultura; egoísmo y vanidad personal y no compromiso social de la cultura…

RESUMEN: Hay que eliminar a a los que ponen por delante mercado y no cultura; egoísmo y vanidad personal y no compromiso social de la cultura

10º.- batalla contra la incultura y la indecencia

RESUMEN: Hay que batallar contra la incultura y la indecencia

Estas frases fueron extraidas del discurso pronunciado por Miguel M. Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura del IX Congreso de la Uneac, en el Palacio de Convenciones, el 30 de junio de 2019,