Desde julio pasado, exactamente desde el día 4, cuatro músicos de esta ciudad festejan el primer cuarto de siglo de una agrupación que a fuerza de excelencia interpretativa se ha convertido en imprescindible en el pentagrama santiaguero: Magic Sax Quartet.

“… de excelencia” es el calificativo más acertado para las actuaciones que espléndidamente hace el cuarteto y vale señalar que tal maestría no llega ahora con el aniversario 25 pues desde hace muchos años “Magic Sax Quartet” si no es el mejor de su formato en Cuba se pasea altivamente, entre los primeros.

“Magic Sax…” salta a la escena musical cubana en 1995 y su versatilidad en el repertorio desde el inicio le facilita incursionar con prestancia desde el son más tradicional hasta los temas variados más contemporáneos, en los que innegablemente hay también cierta influencia jazzística sin que esta constituya el centro de sus realizaciones.

En Santiago de Cuba, en otras regiones del país, y también en el extranjero, publicaciones especializadas y personalidades encumbradas de la música han hecho valoraciones muy positivas sobre el trabajo del cuarteto, aspecto que ha consolidado el prestigio del grupo, que descansa en el virtuosismo de cada uno de sus integrantes.

Un cuarto de siglo sobre los escenarios también dota al “Magic…” de una experiencia respetable, e igualmente el hecho de haber compartido sus actuaciones con figuras y agrupaciones relevantes en Cuba y el extranjero, de ahí las nominaciones al Grammy Latino y al Cubadisco, reconocimientos implícitos de ese sonido tan propio que identifica al conjunto, especialmente por sus montajes y arreglos de temas populares cubanos y del pentagrama internacional.

Con ese formato especial, el cuarteto tiene la capacidad de hacerse escuchar con atención, y también de hacer bailar; suman a lo precedente lo bien que combinan el trabajo con el saxo y las vocalizaciones cada vez más reiteradas, algo que igualmente distingue al conjunto en sus incursiones lo mismo en la música popular como la llamada música culta, otra muestra de maestría.

El “Magic Sax Quartet” ha visitado numerosas provincias cubanas y como sus integrantes también son profesores de academia, pues insertan encuentros con los colectivos de alumnos y docentes de las escuelas de música.

Veinticinco años después del comienzo, el cuarteto de saxofones de Santiago de Cuba transita por un momento estelar, de ahí el reconocimiento y la felicitación especiales en su efeméride, y muy puntualmente para Juan Chacón González, saxo soprano y director; Rey Amaury Burgos Delís, saxo tenor; Baudelis Rodríguez Sierra, saxo barítono, y Julio César González Simón, saxo alto, protagonistas de esta aventura tan musical y tan santiaguera.