La Noria, seis años de historia

Contextualiza diciembre el sexto aniversario de la revista literaria semestral La Noria, que con su publicación numero nueve, presentada oficialmente en el Centro Provincial del Libro y la Literatura en Santiago de Cuba, alcanza la décima entrega.

Conceptualizada por su editor y co-director, Oscar Cruz, La Noria es un centro de activación y promoción de lo que es considerado por los editores literatura emergente. Un espacio estable donde autores consolidados muestran una poética libertaria que subvierte el orden imperante en las editoriales cubanas.

“Las propuestas de La Noria pretenden oxigenar un poco el panorama pues apuestan por una literatura incisiva, experimental, buscando siempre nuevos horizontes creativos; hacia ese sentido encaminamos nuestro aporte. La proyección es aumentar la calidad en cada número y convertirnos en una revista sólida, que todo el mundo recuerde como una revista de avanzada que logró mover los cimientos de la literatura cubana; es decir, lograr un proyecto de renovación literaria”, declaró  Oscar Cruz a Sierra Maestra.

El proyecto se comenzó a gestar por los años 2007 y 2008. Tales ideas fueron concretadas, básicamente, cuando salió el primer número de la revista en diciembre del 2009. Desde entonces el magazín ha consolidado y personalizado su poética o modos de hacer hasta adquirir el nivel que hoy exhibe y que lo coloca a la altura de magníficas revistas literarias circulantes en el mundo entero.

En tal sentido, José Ramón Sánchez, editor y co-director de la publicación, comentó que la misma se ha ido ajustando a lo pensado en los orígenes, logrando cierto parecido a la utopía inicial de los creadores: formar una revista lo suficientemente diferente a las demás revistas literarias cubanas para que no pudiera ser confundida con ninguna otra.

“No respondemos a ningún tipo de conciliación impuesta fuera del criterio de los editores, ni a políticas de inclusión de determinados autores cuando no estamos satisfechos con sus obras. Al respecto procuramos no ceñirnos a presiones institucionales, ello nos permite publicar lo que consideramos realmente conveniente. El resto es encauzar nuestro parecer en la dirección correcta; es decir, apostar por una literatura viva además de actualizada en cuanto a forma, registro, procedimiento, temas, lenguaje”, agregó José Ramón Sánchez.

La Noria publica traducciones, poesía, narrativa, cuentos, sin distinciones de género y con un diseño fresco y dinámico. En sus páginas confluyen autores de diferentes partes de la nación cubana y del mundo. De ese modo se han potenciado las traducciones de textos literarios de autores contemporáneos.

Esta vez la revista, en su número nueve, pone a disposición del lector inquietantes letras como Rigor, cuento del joven escritor santiaguero Gabriel Cascante, y la poesía de la camagüeyana Legna Rodríguez, entre otros textos de talentosos autores.