Una de las actividades que no deben dejar de realizarse en una visita a Santiago de Cuba es ir a comer en Cayo Granma… en el pequeño traslado suelen encontrarse ambientes como este en que dos cubanos de tierra adentro celebraban sus bodas de oro

Compartir