Caminos adentro en el Escambray

Menos de una hora de caminata desde mi pueblo natal y ya estábamos entre los “caminos sin senderos” del Escambray. Caminos, porque uno decide y escoge el claro por donde avanzar; “sin senderos”, porque no los hay. Se adivinan algunos, pero no han sido transitados por mucho tiempo; en medio de los senderos casi borrados bajan hasta el suelo bejucos y ramas finas en total tranquilidad. Solo hallamos -y finalmente seguimos- uno, angosto, hecho a la medida del caballo y que lleva a pueblos de montaña muy adentro y arriba. Sendero húmedo, de llovizna de rocío bajo túneles verdes.
Ir a la fuente
Author: Cubadebate

Powered by WPeMatico