Una representación de artistas y trabajadores de la Cultura en esta ciudad, recordó aquí el aniversario 89 del natalicio del Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque co una cantata en la Casa de la Trova.

Almeida, destacado compositor musical con más de 300 canciones y 12 libros publicados, nació el 17 de febrero de 1927 en un barrio de La Habana y falleció en la Capital cubana, el 11 de septiembre de 2009.

También con el  Título Honorífico de Héroe de la República de Cuba y la Orden Máximo Gómez de primer grado, otorgados el 27 de febrero de 1998, en ocasión del aniversario 40 de su ascenso a Comandante en la Sierra Maestra, Almeida Bosque estuvo especialmente vinculado con esta ciudad sur oriental de Cuba, a donde vino al asalto revolucionario del antiguo Cuartel Moncada, en 1953; dirigió el III Frente Oriental Mario Muñoz Monroy durante la insurrección, y parte de las fuerzas rebeldes que cercaron la urbe a finales de 1958, y después del triunfo de la Revolución del 1. de enero de 1959, fue uno de los dirigentes políticos más queridos en la región, en la construcción socialista.

El 5 de julio de 1980, Almeida dejó inaugurado en Santiago de Cuba, los Estudios de Grabaciones Siboney, de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM), donde casi al mediodía de hoy, fue depositada una ofrenda floral por el colectivo de la entidad.

Fue bella la celebración en los Estudios Siboney. Allí hablaron José Camejo, compañero entrañable de Almeida, y Rodulfo Vaillant, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en Santiago de Cuba; participaron también combatientes de la Sierra Maestra y habitantes de la comunidad, especialmente los alumnos y alumnas de la Secundaria Básica Rubén Bravo, quienes leyeron un texto, hermosamente organizado a partir de los títulos de las canciones de Juan Almeida.

El homenaje se desarrolló en el Sitial que lleva el nombre del célebre jefe guerrillero y compositor, cerca de la recepción del edificio de los Estudios de donde salía en su momento, el 50% de la producción discográfica de Cuba.

Luego, en el salón principal de la Casa de la Trova, desde las 13:30 horas hubo una Cantata a Juan Almeida, que comenzó y finalizó el Septeto de la Trova, agrupación de música tradicional que cerr el homenaje con “Ella quiere que la miren”, tema muy conocido de Almeida.

En la Casa de la Trova Pepe Sánchez, en la calle Heredia, la Cantata incluyó la presentación de la vocalista Esperancita Ibis, quien popularizó en la región oriental de Cuba, la canción “Quisiera enamorarme”, montada y grabada  por ella a solicitud personal del propio autor: Juan Almeida.

También participaron en la gala, las intérpretes Grisel Gómez con el guitarrista, el maestro Gabino Jardines, y María Julia Carcassés, y el Orfeón Santiago, que bajo la dirección de Daria Abreu cantó “Dame un traguito”, para dejar la escena a los maestros Alejandro Almenares y Gabino Jardines, quienes a dúo de guitarras hicieron la inolvidable canción La Lupe, de Juan Almeida.

Excombatientes rebeldes que estuvieron con Almeida Bosque en las lomas orientales y actuales integrantes de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC), autoridades y artistas destacados de la ciudad, y público en general participaron en la Cantata que rememoró el cumpleaños 89 del autor de La Lupe.