Tras un amplio proceso de rehabilitación la Carretera turística de Santiago de Cuba convoca a visitantes y residentes a un viaje con vistas inigualables de sitios de interés histórico y económico radicados en el litoral.

Este viaje comienza justo cuando el  calor  entibia con fuerza a cada ser viviente de Santiago de Cuba. Pero si se recorre la zona  del litoral en la periferia de la ciudad  el frescor marinero y las pendientes costeras  apaciguarán las altas temperaturas que caracterizan a esta región del país. Comenzará entonces un descubrimiento de un Santiago diferente.

La belleza de algunos de los parajes costeros dentro de la bahía de bolsa de Santiago de Cuba quedó oculta a la vista  hace unos años cuando la carretera turística se depauperó al punto casi de la extinción por tramos, sobre todo frente a la zona industrial.Pero  permitió una inversión redentora ejecutada en este año del medio milenio de la villa,  que la cinta pavimentada que tanto gustaba a los santiagueros resurgiera en  las márgenes de la bahía. Para ello brigadas del Contingente José Maceo dispusieron de más de 10 MIL toneladas de asfalto y jornadas interminables para extender esta mezcla por unos ocho kilómetros.

Ahora la carretera turística de Santiago le lleva por sitios poco vistos desde una perspectiva poco conocida  como la Central Termoeléctrica  Antonio Maceo, Cayo Ratones o el Parque Frank País. Conecta también con otros más conocidos como la Batería española  de la Estrella y el Castillo San Pedro de la Roca. Se disfruta así de  la vista sin igual del Cayo y la Socapa y el tránsito de varias embarcaciones aderezado con un permanente olor a salitre.

Aún desierta por el desconocimiento de sus  arreglos y sólo transitada por algún curioso  o un conocedor de la geografía, esta Carretera comienza a despertar nuevamente el interés de quienes se aventuran por la nueva línea asfaltada,  para apreciar otra arista de la belleza geográfica y patrimonial de Santiago de Cuba.

Escrito por Israel Hernández Planas en www.sierramaestra.com