El 8 de septiembre de 1989, a las 12:35 de la madrugada, Fidel estampó –de puño y letra– la asignación de los recursos para iniciar la construcción del pedraplén Jigüey-Romano-Cayo Cruz en un trazado de 43 kilómetros. Quien recorrió Cayo Cruz hace treinta años, cuando todo era un sueño, y lo observa ahora queda sorprendido de la transformación, fruto del trabajo de cientos de hombres y mujeres, llegados hasta aquí para materializar la visión estratégica del Comandante en Jefe.
Ir a la fuente
Author: Cubadebate

Powered by WPeMatico