Los biólogos tomaron células madre de embriones de la rana africana “Xenopus laevis” y les permitieron autoensamblarse y crecer en esferoides, donde después de unos días algunas de las células se diferenciaron para producir cilios, pequeñas estructuras similares al pelo que se mueven hacia adelante y hacia atrás.
Ir a la fuente
Author: Cubadebate

Powered by WPeMatico