En noviembre de 2011 vio la luz por primera vez la cartelera informativa de Santiago de Cuba: Ciudad Cultural, y desde entonces se convirtió en una publicación muy buscada por quienes querían conocer el quehacer artístico en la llamada «tierra caliente».

Su primer editorial, escrito a dos manos por la DraC. Olga Portuondo y el MsC. Omar López, historiadora y conservador de la ciudad, respectivamente, es un texto que caracteriza al ser santiaguero dentro de conglomerado de regiones que existen en el país pues detalla en las peculiaridades de los nacidos en la llamada Capital del Caribe.

Esta primera edición contó, además, con las colaboraciones de Yamila Vilorio Foubelo, Teresa Rodríguez Jaen y Harislán Fernández Brito, como editores; los diseños estuvieron a cargo de Alain Marzán Ríos, Jacinto Anaya Carrión y René Silveira Toledo, entre otros.

En esa primera ocasión, instituciones culturales de la ciudad publicaron en sus páginas actividades realizadas por ellos para divulgar su quehacer y desde entonces se convirtieron en colaboradores regulares.

El primer número divulgó las actividades que realizaban instituciones como Patrimonio Cultural, el Centro Provincial del Libro, el Centro Provincial del Cine, las editoriales locales, la Biblioteca Provincial Elvira Cape, el Archivo Histórico Provincial, entre otros.

Ciudad cultural es la continuadora del trabajo de divulgación en la preservación del patrimonio material e inmaterial que décadas atrás, en los años 40 y 50 del pasado siglo, hacía la revista Acción Ciudadana.

Sin embargo, a Ciudad Cultural la diferencia de su predecesora el afán de dar a conocer la vida artística de la urbe –que aspira a ser declarada urbe musical de la isla–, con sus peñas, teatros, tradiciones, museos e historia, además de divulgar la labor de la Oficina del Conservador de la Ciudad en el rescate del patrimonio arquitectónico.

En el Centro de Información y Documentación, de la Casa Dranguet, se conserva la colección de esta publicación desde su primer ejemplar, en soporte digital, y los primeros impresos de enero de 2012, hasta las ediciones de 2020.

Los usuarios pueden acceder a estos ejemplares y apreciar la labor de la Oficina del Conservador de la Ciudad en estos casi 25 años de rescate del patrimonio construido.

El fondo de la Casa Dranguet se enriquece con 108 ejemplares impresos de esta cartelera, que en los últimos años ha cambiado su estilo y presentación con algo más a tono con los tiempos de informatización de la sociedad cubana, al emplear la realidad virtual y aumentada.

Escrito por MsC. Alfredo Sánchez Falcón

Ir a la fuente
Author: casadranguet

Powered by WPeMatico