Auspiciado por el Grupo Extrahotelero Palmares S.A. y la agencia artística TurArte, el evento dirigido hacia la búsqueda de nuevos cantantes aficionados, toma como escenario el Patio del Bolero, perteneciente al Restaurante «Marqués Don Antonio», en el antiguo boulevar santiaguero.

Con idea original de Tamara Blanco Ferrer, músico y productora artística, el evento se ha convertido en uno de los más seguidos por la población por su estética y concepción. Esta vez, la selección inicial fue de quince defensores del género luego de dos días concurridos de casting. Durante cada etapa se ha presentado un jurado variado y de excelencia, quienes, desde sus perspectivas y sensibilidades, han pretendido seleccionar la voz más musical y adecuada al estilo bolerístico.

Una de las peculiaridades más notables de esta edición ha sido la versatilidad en las edades de los competidores, mostrando lo intrínseco de la música tradicional cubana, y santiaguera, en cada generación.

«Esta idea surgió luego de cuatro años dando vida al género desde nuestro espacio», comentó Blanco Ferrer.

«Decidimos ponerle el nombre de Pacho Alonso por el gran significado que tiene este inolvidable músico en el pentagrama cultura cubano. Durante toda su vida defendió el bolero y todo género fusionado a él, trascendiendo fronteras».

En la próxima semana será la semifinal del concurso, dando continuidad a este viaje musical a través del tiempo.

Alcanzando un nivel de perdurabilidad único, el bolero ha sido la imagen del romance y la depurada entonación de la poesía.

Ir a la fuente
Author: Periódico Sierra Maestra

Powered by WPeMatico