Tras jornadas de intenso quehacer en comunidades, centros de trabajo e instituciones de salud, educación y cultura, concluyó este domingo el 34 Festival Internacional de Coros “Electo Silva in memoriam”, cita más antigua de las de su tipo en Cuba.

El Salón de los Espejos, en la sede del Gobierno, acogió la ceremonia de clausura, en la que las agrupaciones presentadas validaron la condición de la ciudad como capital del género en la isla por la calidad y valía de las interpretaciones.

Los conjuntos vocales Adalias, Vidas, Divas y ConPaz, y los tres coros profesionales del territorio: Camerata Música Áurea, Orfeón Santiago y el Madrigalista deleitaron a los invitados con la exquisita ejecución de las obras Recuérdame, Bésame mucho, Quizás, Píntate los labios María, Gracias a la vida, Ausencia, Los días de gloria y otras.

Marcada por la magia del canto, en la gala se reconoció a Dolores Lora, viuda de Electo Silva, por el acompañamiento a la cita desde hace seis décadas, a la maestra Magalys Sánchez en virtud de sus 25 años de vida artística, a Música Áurea por su vigésimo cumpleaños, y al Madrigalista y Orfeón por su participación ininterrumpida en el festival, nacido en 1961.

En presencia de José Ramón Monteagudo y Beatriz Johnson, máximas autoridades de la provincia, exaltaron también los aportes de la periodista Karina Sotomayor, de la televisión cubana, y la productora audiovisual Lía Videos en la promoción y posicionamiento del evento en pantalla nacional y las plataformas digitales, respectivamente.

Al respecto, Daria Abreu, presidenta del “Electo Silva in memoriam”, destacó la profesionalidad de ambos y reiteró su gratitud por el empeño y la entrega incondicional, en pos de trascender fronteras geográficas y Cuba conociera acerca de la trigésimo cuarta edición de la festividad, que se realiza cada dos años aquí.

Concebido de forma semipresencial, el festival superó las expectativas de los organizadores por la afluencia de público, y en particular por el registro de la información derivada de los talleres y evento teórico, la cual servirá como material de estudio para la enseñanza artística en la localidad y el país, afirmó.

Abreu manifestó a la ACN su satisfacción por el alcance de la fiesta que contó con la presencia de 23 coros extranjeros, 32 nacionales y los maestros talleristas Oscar Escalada, Luis Ernesto Peña, Santiago Barbosa y Miriam Escudero, además de Maritza Puig y Nery Montoya en la sesión teórica.

Agradeció a quienes posibilitaron y apoyaron la celebración del 34 Festival, y convocó a aunar esfuerzos para devolver la vitalidad a la Sala de Conciertos Dolores, espacio primordial en la preservación de la historia musical de Santiago de Cuba.

Trascendió que la trigésima quinta edición tendrá lugar del primero al 5 de noviembre de 2023 y se dedicará al 105 natalicio de Harold Gramatges, Premio Nacional de Música y una de las figuras más relevantes de la cultura caribeña, y el perenne homenaje a Electo Silva en su cumpleaños 95.

En el Parque de Céspedes, justo en el corazón de la ciudad, el pueblo santiaguero despidió la cita con un concierto de las agrupaciones locales, y una vez más latió la esencia de su fundador cuando expresó que: el canto es la vida.

Ir a la fuente
Author: Agencia Cubana de Noticias

Powered by WPeMatico