Cuba mantiene su apuesta por un turismo de paz, salud y seguridad

Foto: tomada de Cubadebate

El ministro de Turismo, Juan Carlos García, reafirmó que la principal meta del sector radica en promover a Cuba como destino turístico de paz, salud y seguridad.

Reafirmó la disposición del país de recibir turismo internacional en los hoteles de los cayos; para ello —aseguró— tanto las instalaciones como los aeropuertos cuentan con las certificaciones de acuerdo a los protocolos establecidos.

En su intervención en el programa televisivo nacional Mesa Redonda, explicó el titular que a todos los turistas que lleguen de otros países se les hará una prueba PCR gratuita. Además, existe la seguridad de que los trabajadores se encuentran sanos y la existencia de un médico, una enfermera y un epidemiólogo en cada hotel.

No obstante, explicó que varios países emisores toman medidas para desestimular los vuelos internacionales. Por ejemplo, Canadá tenía viajes planificados para el mes de agosto, pero esa nación extendió la restricción de salidas del país hasta el 31 de agosto. Las agencias aseguradoras tampoco asumen los riesgos e igualmente no apoyan los viajes internacionales.

“Rusia, nuestro tercer emisor, sí incluyó a Cuba en la lista de países seguros y ya hemos recibido solicitudes de volar a los cayos con una frecuencia semanal para la segunda quincena del mes próximo”, confirmó García.

Respecto a las naciones de la Comunidad Económica Europea, el ministro cubano apuntó que Cuba mantiene su prestigio como país seguro, e incluso debe aumentar luego de la pandemia.

“Estamos listos para comenzar a vender la próxima temporada invernal. Transmitimos total seguridad de que mantendremos las condiciones alcanzadas hasta ahora. No obstante, la situación internacional es conservadora”, explicó.

En Cuba… sol y playa todo el año

Cayo Largo es uno de los paraísos cubanos de sol y playa abiertos al turismo internacional. Foto: Archivo  TTC

En una panorámica internacional, el ministro señaló que la llegada del nuevo coronavirus provocó una contracción de 67 millones de llegadas menos a los hoteles de todo el mundo. Esa cantidad —dijo— significa una pérdida de 87 billones de dólares.

“El cien por ciento de los destinos tienen restricciones. El turismo debe tener un tiempo para regresar a la normalidad y no se comenzará a recuperar hasta finales de año y se estima que en todo el mundo no se alcanzarán los niveles de 2019 hasta el 2022. La COVID-19 provocó un 78 por ciento menos de movimiento en el sector”, apuntó.

Prioridades del sector

Subrayó Juan Carlos García que en medio de la batalla por la recuperación, el turismo cubano reconoce como una de sus prioridades el crecimiento en los encadenamientos productivos con la industria nacional. Asimismo, fortalecer el programa de inversiones y la campaña de promoción y publicidad sobre el destino.

“También buscamos una mayor alianza con la cultura, así como el turismo especializado en buceo, naturaleza o calidad de vida”, comentó.

Como otra de las prioridades, el ministro mencionó el fomento al turismo de eventos, así como los incentivos a la ciencia y la tecnología y los vínculos con los especialistas existentes en el país y con el sector no estatal. También destacó el sistema de trabajo con las escuelas ramales del turismo y las universidades cubanas.

Respecto a opciones para el mercado nacional, García Granda anunció la posibilidad de vender todas las ofertas también en moneda libremente convertible, a través de las cuentas respaldadas en tarjetas magnéticas, alternativa que debe comenzar en el mes de agosto.

“Todas las opciones las mantendremos también en CUC, pero si alguien desea pagar en moneda extranjera podrá hacerlo. Para estimular esa opción daremos un descuento del 10 por ciento. Por otra parte, en nuestras tiendas dedicadas al turismo internacional también venderemos en divisas, siempre en concordancia con lo dispuesto en el país”, apuntó.

Según se conoció en la Mesa Redonda, en la actualidad 125 instalaciones hoteleras permanecen abiertas, y en ellas más de 539 mil cubanos ya tienen reservaciones.

A su vez, más de 230 puntos de venta continúan abiertos y se diversifican las opciones para el uso de los medios digitales para reservar y pagar.

Finalmente, en los campismos del país ya se han atendido más de 42 mil personas. En esas instituciones, el objetivo radica en mantener abiertos los 140 mil puntos de venta y sumar nuevas bases.

Turismo cubano ante la COVID-19

A pesar de ser uno de los sectores más afectados por la COVID-19, el turismo cubano adoptó diversas alternativas para contribuir al enfrentamiento de la pandemia, alabor en la que estuvieron involcurados más de 5340 trabajadores, precisó el ministro del sector.

Destacó que varias instalaciones turísticas se convirtieron en centros de aislamiento, tanto para pacientes contactos de casos confirmados y viajeros, como para personal de la salud que concluía su trabajo en la zona roja.

Al mismo tiempo, otros centros también funcionaron para recibir a miembros de las brigadas médicas cubanas mientras esperaban su momento para salir al exterior en misiones internacionalistas. Una parte del sistema de transporte perteneciente a Transtur asumió algunos servicios para asegurar el enfrentamiento a la pandemia.

Fuente: Cubadebate

La entrada Cuba mantiene su apuesta por un turismo de paz, salud y seguridad se publicó primero en Travel Trade Caribbean.

Ir a la fuente
Author: Redacción TTC

Powered by WPeMatico