Frente a las costas de la caribeña  Santiago de Cuba yacen los restos de la armada española, originaria de astilleros del Cantábrico que vinieron a acabar sus dias en las aguas caribeñas de Santiago de Cuba.

Su heróica y suicída acción en la histórica batalla donde EEUU tomaron el mando en los mares del mundo es un patrimonio subacuático de Santiago de Cuba que en 1922 se presentará en Europa en colaboración con la Fundación Cervera y diversas instituciones.

Aquí se encuentran los restos de los cruceros acorazados Vizcaya, Cristóbal Colón y Almirante Oquendo, así como también los destructores Furor y Plutón, y el buque norteamericano Merrimac, hundido a la entrada del canal de la bahía santiaguera para dificultar la salida de la armada hispana.

Hoy pueden visitarse y descubrir una parte de la historia de España y Cuba