El Réquiem de Mozart el 20 de octubre y lo mejor de John Williams el 23

Dos grandes genios de la música llegan en los próximos días a los escenarios de Madrid, de la mano de Fundación Excelentia que sigue con su apuesta por distintos tipo de música, pero siempre con la mejor calidad. El imprescindible “Réquiem” de Mozart junto a la “Canción del Destino” de Brahms y la Sinfonía nº5 “Reforma” de Mendelssohn sonarán en el Auditorio Nacional de Música de Madrid el jueves 20 de octubre a las 19:30 con la Orquesta Clásica Santa Cecilia y la Sociedad Coral Excelentia de Madrid bajo la dirección de Kynan Johns. Y una música igualmente genial que ha adornado las mejores bandas sonoras del cine por el incombustible John Williams el domingo 23 de octubre a las 12:00 en el Teatro Lope de Vega de Madrid con la Royal Film Concert Orchestra, dirigida por Fernando Furones.

Para el Réquiem, se unirán a la orquesta y coro magníficos intérpretes como la soprano Hey-Youn Lee, la mezzo Martina Mikelic, el tenor Víctor Sordo y el bajo David Cervera. En el Homenaje a John Williams para el que Fundación Excelencia retoma como escenario el teatro Lope de Vega, se podrán escuchar algunas de sus más célebres obras, como Star Wars, Parque Jurásico, Harry Potter, La lista de Schindler, E.T., Nacido el 4 de Julio, Tiburón, The Mission Theme, Memorias de una Geisha, Indiana Jones y Superman, entre otras.

Dos tipos de música bien distintos creados de forma magistral por dos genios y apreciados, probablemente, por el mismo público. En realidad la relación entre música clásica y cine es antigua y es frecuente la utilización de fragmentos de ópera, sinfonías y conciertos en algunas películas. Sin duda una de las más conocidas es “El vuelo de las Walkirias” de Wagner durante el ataque con helicópteros de “Apocalypse Now” de Francis Ford Coppola, o el Intermezzo de Mascagni en “Toro Salvaje” interpretada por Robert De Niro, o el muy conocido “Así habló Zarathustra” de Richard Strauss en la célebre “Odisea Espacial” de Stanley Kubrick. Curiosamente los temas bélicos escogen piezas musicales clásicas. Además del ya mencionado “Apocalypse Now”, en “Platoon” de Oliver Stone y de nuevo con Vietnam como escenario y en otra escena con helicópteros, se interpretan los acordes sonoros y conmovedores del Adagio para cuerdas de Samuel Barber.

Importancia de la banda sonora

Desde la llegada del sonido al cine, la potente banda sonora se ha convertido en una parte importante de la experiencia cinematográfica. Algunas llevaron años componerlas, otras se crearon casi en el acto, pero todas las buenas bandas sonoras de películas comparten algunas cosas en común: son capaces de transmitir lo que la película está tratando de decir sin palabras y evocar una respuesta emocional que incluso el diálogo más brillante no puede. Algunas partituras incluso sobreviven más tiempo que las propias películas.

La banda sonora de una película es uno de sus aspectos más importantes que puede convertir una simple película en un éxito de taquilla, por lo que se puede decir que ésta es el alma de la película. De la importancia de la banda sonora da cuenta el hecho de que las películas tenían música de fondo incluso en la era del cine mudo.

La música de Mozart ha sido fuente de inspiración de muchas películas, el adagio de su Concierto para clarinete se escucha en “Memorias de África” con Meryl Streep y Robert Redford. La película ganó un Óscar por la maravillosa banda sonora compuesta por el gran John Barry. Pero pese a ello, el compositor no renunció a incluir la música del genial Mozart, que lo mismo nos transporta a la sabana africana, que a un salón danés de una casona colonial. La Canzonetta sul’aria de Las bodas de Fígaro suena en “Cadena perpetua” con Tim Robbins y Morgan Freeman y así con varias más. Incluso la célebre y seguramente la más sensible Lacrimosa del propio Réquiem es una de las escenas más emotivas de “El gran Lebowski” que interpretó Jeff Bridges.

El inmortal Réquiem de Mozart

El Réquiem es una de sus obras más enigmáticas y, sin duda, una de las más escuchadas y aplaudidas. El misterio que gira a su alrededor, desde sus intrigantes orígenes hasta su final póstumo, no diluye la fuerza del compositor en lo que se ha convertido en una de las obras clásicas más reconocidas de todos los tiempos. Los mitos que rodean el Réquiem de Mozart, su trabajo sin terminar, tienen una parte cruelmente real. Uno de los compositores más grandes del mundo murió escribiendo su propio Réquiem. El mismo Mozart fue el primero en comenzar a sacar conclusiones siniestras sobre el anónimo «hombre de mediana edad, serio e impresionante» que llegó a su puerta en julio de 1791, con un encargo para una misa de Réquiem.

Ya enfermo con un trastorno renal no diagnosticado, se imaginó que estaba escribiendo su propio Réquiem. Utilizando los modelos del dolor musical de Bach y Handel, y agregando nuevos colores orquestales con trombones, cuernos de basset y una sección continua de órgano y cuerdas bajas, creó una música que es única y desgarradora. El reconocido pianista de Mozart, Lili Kraus, habla del Réquiem del compositor: «no hay sentimiento, humano o cósmico, ni profundidad, ni altura que el espíritu humano pueda alcanzar, que no esté contenido en su música».

A lo largo de su corta vida (murió con 35 años), Wolfgang Amadeus Mozart realizó más de seiscientas creaciones de todos los géneros musicales, en su mayoría reconocidas como obras maestras de la música sinfónica, concertante, de cámara, para piano, operística y coral, logrando una popularidad y difusión universales. De todas ellas, la célebre Misa de Réquiem en re menor KV 626, una de las 19 misas escritas por Mozart es una de sus obras más representativas. Tal vez por eso y porque muchos consideran que en realidad Mozart la creó pensando en su propia muerte, es la más conocida y la más interpretada.

Variedad de abonos

Con los Abonos Excelentia 2022/23, se tiene acceso preferente a los conciertos de la temporada en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional seleccionando las mejores butacas y disfrutando de otros privilegios exclusivos. Se puede elegir el Abono con los 11 conciertos desde 380 euros, y también hay disponibles abonos de 7 conciertos (250 euros) y 4 conciertos (150 euros). Ver las propuestas aquí. También es posible comprar un abono para los ocho conciertos en el Espacio de Cámara, desde 398 euros o para cuatro por 212 euros.

Sobre Fundación Excelencia

La Fundación Excelentia es una fundación privada sin ánimo de lucro que desarrolla sus actividades en el campo de la cultura. Nace para contribuir a la promoción del patrimonio lírico-musical e impulsar la creación y representación de las artes musicales en todas sus variedades adoptando y aunando las iniciativas necesarias para que se cultiven en libertad y perfeccionamiento permanentes. Son objetivos primordiales de la Fundación la difusión y divulgación de la música y el cultivo de nuevos valores musicales. Entre sus actividades fundamentales se encuentra la organización del Ciclo de Conciertos Excelentia que tiene lugar en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid. Promocionando este ciclo la Fundación pretende acercar la música de calidad a todos los públicos con un amplio repertorio.

Además de su apuesta por hacer llegar la música clásica y otras músicas a todo tipo de públicos en distintos lugares de España, la Fundación tiene un fuerte compromiso social y por eso organiza también seminarios, mesas redondas, simposios, conferencias, concursos y cualquier otro tipo de reuniones sobre los temas que constituyen los objetivos de la Fundación. Así mismo, y para el mejor cumplimiento de sus objetivos, la Fundación Excelentia desarrolla un fuerte proyecto educativo que incluye conciertos pedagógicos para niños, ayudas para la formación musical, cursos de música para niños y conciertos benéficos. En su búsqueda comprometida a través del arte y consciente de que la música es un lenguaje para la paz, la Fundación Excelentia desea transmitir a través de su trabajo los valores universales de la armonía y la escucha que tanto ennoblecen al ser humano.

Adquisición de entradas: A través de reservas@fundacionexcelentia.org o llamando al teléfono: 91 4574061 / 91 4583089 y a través de Internet.

Más información: www.fundacionexcelentia.org

La entrada Dos genios de la música, separados por casi tres siglos, de la mano de Fundación Excelentia se publicó primero en Viajes, opinión y curiosidades.

Ir a la fuente
Author: viajes24horas

Powered by WPeMatico