Editorial Oriente reafirma su apego al pueblo

La amplitud de temas presentes en su catálogo, y la po­sibilidad brindada a autores de todo el país y del exterior de publicar obras bajo tan reconocido se­llo, distinguen a la Editorial Oriente, a lo lar­go de los 45 años que cumplirá este 28 de mayo, periodo en que ha sido fiel a la divisa fundacional de convertirse en “una editorial para todos”.

Esta institución fue la primera creada fuera de La Habana con alcance nacional,  y la fecha reverencia tanto al victorioso combate del Ejército Rebelde abordado en el libro inaugural: Uvero, por el periodista Rolando Castillo Montoya, como al impulsor del proyecto literario y destacado participante en la ac­ción acaecida ese día de 1957, Co­man­dan­­te de la Re­vol­ución Juan Al­mei­da Bos­que.

“Desde entonces —precisa su directora, Aimara Vera Riverón—, más de mil títulos con cientos de miles de ejemplares, han contribuido mediante la publicación de los más altos valores de la creación literaria y la cultura en general, a elevar el hábito de la lectura y con ello el acervo cultural de nuestro pueblo.

“Esa entrega —añade—, y la constante superación de nuestro colectivo de editores, técnicos de composición, diseñadores, de los ilustradores y demás colaboradores, que dan vida a los libros con una alta profesionalidad aquí, en La Habana u otras provincias, nos ha asegurado la preferencia de numerosos autores; muchos de ellos reconocidos con premios nacionales, así como escritores foráneos, saben que tenemos en Martha Mosquera Rosell a la Pre­mio Nacional de Diseño 2014, e igualmente con absoluta confianza han puesto sus textos en manos de Natividad Alfaro Pena, Asela Suárez Díaz, Lina González Ma­dlum, Consuelo Muñiz Díaz, Ceila Ro­bert Lora y Aída Bahr Valcárcel”.

Muestra fehaciente ha sido en este pro­pio año la publicación de 50 títulos y 400 000 ejemplares, entre los cuales debe salir en el cumpleaños 90 del Co­mandante en Jefe Fidel Castro Ruz la reedición de El juicio del Moncada, de la periodista y es­critora Marta Rojas, incluyendo por vez pri­mera el alegato La historia me absolverá y un valioso material gráfico.

En el caso de escritores extranjeros es­tán la Religión del Atlántico negro, del norteamericano James Lorand Matory, y la traducción de Graciela Chailloux Laffita del clásico de política y economía de nuestros tiempos, La gran transformación, de Karl Polanyi, texto nunca antes publicado en Cuba, que permite profundizar en las actuales transformaciones de nuestra economía.

Otro logro de estos años son las colecciones especializadas Mariposa, para obras sobre mujeres escritas por ellas; Au­to­ayu­da, con textos referentes a la salud; En Casa, para temas del hogar; Ala y Espuela, de literatura infantil; Ficciones, narrativa para adultos; Bronce, de ensayos históricos; Diálogo, literatura y arte en general; y Heredia, dedicada a la poesía.

De igual forma, más de una década ha transitado el Premio Oriente reconociendo en distintos géneros a escritores cubanos radicados en el país, mientras que el cierre de la Revista SIC con su número 60, ha dado paso a la salida del Anuario Literario de Oriente, a cargo de la escritora Aída Bahr.

Vera Riverón aseguró que sin concepción alguna para la banalidad, el sello Orien­te continuará apegado al pueblo, apostando cada día por una mayor cultura a través de lo mejor de la literatura, de las ciencias sociales, la historia y el arte en general, de autores reconocidos y noveles de mucho talento.

Autor: | palomares@granma.cu en GRANMA.CU