El 31 de agosto

El 31 de agoto arribarán a Cuba los primeros turistas estadounidenses en la línea Jetblue por 99 dolares. Las aerolíneas estadounidenses Jetblue y American Airlines recibieron este jueves la aprobación final del gobierno cubano para volar a la isla, confirmó el diario Miami Herald.

Jet Blue será la línea aérea estadounidense que reinicie los vuelos comerciales regulares entre Cuba y Estados Unidos. La compañía realizará su primer vuelo a la isla que aterrizará el próximo 31 de agosto en el Aeropuerto Internacional de Villa Clara, Abel Santamaría.

Un trabajador del aeropuerto señaló vía telefónica a CiberCuba que empleados de Jet Blue trabajan en conjunto desde hace semanas con los cubanos para ultimar los detalles organizativos ante este hecho inédito en las comunicaciones entre ambos países.

Recientemente, el director del Aeropuerto Internacional de Villa Clara, Omar Gil, aseguró que la instalación ya está lista para recibir el primer vuelo de la línea.

El funcionario declaró que se están capacitando a los trabajadores para afrontar la movilidad y las nuevas dinámicas que provocará el arribo de más pasajeros, que continuará en ascenso en el mes de septiembre con la llegada a la provincia de la poderosa línea American Airlines, la tercera en importancia en Estados Unidos.

“Estamos trabajando para asegurarnos de que estamos listos para ir a Cuba”, dijo al Herald, Martha Pantin, la vocera de American Airlines, que también se ha mostrado muy interesada en iniciar los vuelos regulares a la nación caribeña.

Jet Blue viajará a Cuba desde el aeropuerto de Fort Lauderdale, en la Florida. La aerolínea, como se dijo, será la encargada de abrir la ruta aérea para los vuelos regulares y comerciales entre ambas naciones y no ha ocultado su entusiasmo por esa posibilidad que ya es un hecho. ¡La experiencia JetBlue que conoces y amas estará disponible hacia y desde Cuba!, anunció la empresa en su página web al dar a conocer la noticia.

Los vuelos de la Jet Blue a Villa Clara costarán 99 dólares entre los que se incluye el seguro médico exigido a los pasajeros por el gobierno cubano y a partir del 3 de noviembre extenderán sus operaciones hacia la ciudad Camagüey y el 10 hacia Holguín, ambas provincias ubicadas en la región oriental de la isla.

Tanto los viajes de Jet Blue como de American Airlines se establecen como parte de los permisos otorgados por la administración de Obama a ocho aerolíneas estadounidenses para volar a Cuba.

Al mantenerse las restricciones del bloqueo, los pasajeros que viajen a la isla tendrán que firmar una declaración jurada que atestigüe su intención de arribar a la isla en función de intercambios culturales, académicos, deportivos o religiosos, algunas de las categorías reglamentadas por el Departamento del Tesoro.

A partir de este nuevo escenario Cuba ha comenzado a llevar la puesta a punta de sus terminales aéreas comenzando por el Aeropuerto Nacional José Martí, en La Habana.

En días recientes autoridades cubanas del Ministerio de Transporte firmaron un convenio con las compañías francesas Bouygues y Aeropuertos de París para ampliar y modernizar los aeropuertos cubanos de acuerdo a estándares internacionales de primer nivel.

Al dar a conocer el acuerdo, el viceministro cubano de transporte, Eduardo Rodríguez, señaló que “es el resultado de la evaluación de nuevas alternativas para acceder al financiamiento y a las mejores prácticas a nivel global, que permitan elevar la calidad de los servicios y perfeccionar las operaciones de la instalación por la que ingresa más del 50 por ciento de los pasajeros internacionales”.

La lista de las aerolíneas estadounidenses autorizadas para volar a Cuba la completan: Alaska Airlines, Delta Air Lines, Frontier Airlines Southwest Airlines, Spirit Airlines y United Airlines.

Los vuelos de estas compañías se realizarán desde los aeropuertos de Atlanta, Georgia; Charlotte, Carolina del Norte; Houston, Texas; Los Ángeles, California; Newark, Nueva Jersey; Nueva York, , Miami, Orlando y Tampa, en Florida.

Por  en Cibercuba.com