En la Gran Piedra celebramos la obtención de la última Europa League obtenida por el Atlético de Madrid y en Santiago varios colchoneros lucieron tambien sus camisetas y bufandas
”Vamos a lograr que en Cuba haya más camisetas rojiblancas, enfundadas en valores como el esfuerzo, el sacrificio y la perseverancia”, resaltó aquí el consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín.

En entrevista exclusiva con Prensa Latina, Gil Marín precisó que su visita tiene como objetivo establecer un proyecto de colaboración entre ambas partes y crear una Academia del club colchonero en la Isla.

Actualmente somos testigos de un cambio en las nuevas generaciones respecto al fútbol. En Cuba existe mucho talento, el cual puede ser desarrollado mediante una nueva metodología de trabajo relacionada con distintos niveles como el táctico y defensivo, señaló.

El representante del Atlético agregó que, mediante la fundación del club, se pretende ofrecer condiciones a los atletas más jóvenes, desde la práctica, la motivación y el crecimiento individual, que lleva también a la evolución del equipo.

Queremos crear en Cuba un proyecto social y deportivo, como hasta el momento hemos desarrollado en más de 30 países, precisó Gil Marín.

Según el directivo colchonero, el fútbol es un puente para lograr un intercambio entre personas que piensan y sienten del mismo modo, ‘el fútbol es también un modo de relacionarse y crear sociedades nuevas’.

Para el consejero delegado, el Atlético está viviendo su mejor momento.

Percibo que estamos creciendo bien, junto al crecimiento del equipo y de la mano de Diego Simeone y es necesario mantener ese nivel de conexión, indicó.

En este sentido, aseguró que ‘llevamos seis años consecutivos siendo el club más eficiente de Europa, si comparamos ingresos versus resultados’.

Como parte de la visita a la Isla, Gil Marín y su comitiva, en la cual también participa el director de la Academia y Expansión Internacional, Emilio Gutiérrez, asistieron a la fundación de la primera peña atlética de Cuba.

De este modo, el plantel rojiblanco afianza sus vínculos con el país caribeño, mientras los aficionados cubanos encuentran un vínculo más sólido con el equipo.

Ese punto de equilibrio entre la eficacia y los valores es lo que rige al Atlético de Madrid, y es nuestro legado para compartir con el mundo, destacó Gil Marín.

Mientras clubes como el Barcelona y el Real Madrid cautivan a gran parte de los fanáticos cubanos, los aficionados del Atlético construyen un espacio rojiblanco que convida, como es habitual entre los colchoneros, ‘a subir y bajar de las nubes que viva mi atleti de Madrid’ que cantara Joaquín Sabina.