Parecía que no iba a llegar nunca este momento porque el telescopio James Webb de la NASA ha tenido un desarrollo bastante accidentado y con contratiempos, pero parece que por fin cumplirá agenda y que finalmente será lanzado este año. Algo para lo que albergamos más esperanzas tras saber que el James Webb ha superado con éxito todas sus pruebas.

La NASA ha confirmado que el JWST (James Webb Space Telescope) ya ha completado esta fase y que por fin está siendo empaquetado y preparado para ir a su lugar de lanzamiento. Un telescopio que, como ya comentamos aquí, tiene  muchos ojos (y esperanzas) puestos en él desde hace tiempo al ser el sustituto del vetusto y heroico Hubble, aún activo desde 1990 pero con algunas averías (sobre todo últimamente).

Octubre sigue siendo el mes previsto

JWST iba a ser lanzado ni más ni menos que en 2007, pero los más de quince retrasos (por motivos muy variados: daños en el parasol, grietas en membranas, etc.) han hecho que en 2021 aún esté en la superficie terrestre. Incluso se llegó a poner en duda la viabilidad del proyecto, pero con más de 9.500 millones de dólares ya invertidos y el empeño de diversos equipos el James Webb fue progresando poco a poco, pese a tantas calamidades.

La agencia espacial estadounidense explica que, completadas las pruebas, ahora se inician las operaciones de transporte y empaquetado. El JWST ha de llegar a la Guyana Francesa, concretamente a Kourou, atravesando el canal de Panamá.

Esta preparación no es algo sencillo tratándose de un dispositivo grande y complejo, calculando la NASA que la preparación se completará durante el mes de septiembre. De hecho, el motivo por el que se transportará en barco es que es tan pesado (unos 6.500 kilogramos) que sobrepasaría los límites de carga en los puentes que hay desde el aeropuerto de la Guyana Francesa al centro espacial de destino.

James Webb Colgado

Mientras la preparación de su transporte avanza, otros equipos (en el MOC, el centro de operaciones de la misión) continúan revisando (y «re-revisando») el complejo sistema de comunicaciones que se usará con el JWST. Y una vez llegue a Kourou, se iniciará la configuración para el vuelo, que implicará más comprobaciones y asegurarse de que todo el proceso de transporte hasta la Guyana Francesa se ha producido sin problemas.

Una vez se aseguren de que las estructuras están bien, tocará rellenar tanques con el combustible y los compuestos necesarios para que rujan motores y la maniobra de lanzamiento y ascenso se produzca sin incidentes. El lanzamiento sigue estando previsto para el 31 de octubre de 2021, echando mano de un cohete Ariane 5 que aporta la ESA.

James Webb Parasoles

Técnicos de la empresa estadounidense Northrop Grumman poniendo a prueba el despliegue del parasol.

Al James Webb le costará un mes llegar a su localización en el espacio, más o menos a 1.609.244 kilómetros de la Tierra. Unos días después del lanzamiento se desplegarán los parasoles para que los instrumentos no se sobrecalienten, y poco a poco se hará el despliegue de los espejos, uno de los puntos más críticos de la puesta en marcha de este colosal telescopio.

Así que estaremos pendientes de que, de momento, el JWST llegue a Kourou. También de si le hemos de acabar llamando de otro modo, ya que en principio se revisaría su bautizo, tras surgir dudas sobre la implicación del que fuese director de la NASA entre 1961 y 1968 en la posible discriminación a personas del colectivo LGTBI.

Imágenes | NASA/Chris Gunn, Chris Gunn/NASA Goddard Space Flight Center


La noticia

El telescopio James Webb llega por fin a un esperadísimo punto en su desarrollo: los tests se han completado y queda listo para su transporte y lanzamiento

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Anna Martí

.


Ir a la fuente
Author: Anna Martí

Powered by WPeMatico