Los baches de la avenida de Ayestarán, en La Habana, están siendo reparados con una tecnología de “primer mundo”, al decir de Ernesto Núñez Rodríguez, trabajador de la empresa Ecoing 5, responsable de las obras.

Según reveló al periódico Tribuna, los trabajadores fueron formados en un curso ofrecido por asesores polacos, los mismos fabricantes de esa avanzada técnica de sutura vial.

“Durante casi tres meses de labor hemos observado la satisfacción de la gente en la calle, por la rapidez y eficiencia en el empleo de este medio de un costo elevado en el mercado internacional. De ahí que debemos evitar roturas por una manipulación indebida. Otros dos equipos se encargan del saneamiento después de nuestro trabajo”, agregó.

Por su parte el ingeniero civil Ernesto Adonis Quintero Martí, quien debe comprobar las dimensiones de los agujeros en la calle antes de comenzar el trabajo, explicó que el nuevo equipo es más efectivo porque realiza un bacheo a presión.

“Lo utilizamos en aquellos lugares donde las roturas no son de alta profundidad y requieren la movilización de otros medios y maquinaria pesada”, dijo.

El penoso estado en que se encuentran las calles y carreteras de Cuba es un serio peligro para el tránsito. Los baches han provocado no pocos accidentes y roturas de vehículos, sin hablar de que son un lugar perfecto para acumular agua donde los mosquitos vivan a sus anchas.

Recientemente el actor y humorista Andy Vázquez, conocido por sus personajes de Facundo, Aguaje y Bienvenido en el espacio Vivir del cuento, denunció en su cuenta de Facebook la presencia de un inmenso agujero de entre tres y cuatro metros de profundidad en la carretera que enlaza Moa y Baracoa, al que calificó como “el bache más grande del mundo”.

 


Ir a la fuente
Author: Jorge L

Powered by WPeMatico