Legendarias voces se unen para revivir el son como música tradicional cubana. Varias generaciones de las voces más genuinas del son se han reunido en el proyecto El Club de los Soneros Dorados, con la misión de mantener viva la música tradicional de Cuba, defenderla como el origen de todos los ritmos que suenan en el Caribe y conquistar nuevos públicos.