El pueblo habanero sabe lo que se está jugando. El nuevo mes ha empezado bajo el signo de las restricciones a que ha obligado la dispersión de la pandemia por la gran ciudad. Las calles esta noche primera de septiembre se ven desiertas. Solo uno que otro transeúnte despistado se ve en las imágenes. A lo mejor no avanzaron mucho más allá del lugar antes de ser advertidos por las autoridades alertas. Comenzó una quincena decisiva.
Ir a la fuente
Author: Cubadebate

Powered by WPeMatico