Escuchando a Leo García . Cara o Cruz

Leonardo Garcìa

¿Qué coño vamos a hacer con el hombre nuevo Leo? si la moneda es cara o cruz y nos bebemos el vino caliente otra tarde de marzo, porque no  pudimos comprar la cerveza y mira que nos gustan los extranjeros. Leo que la canción siempre escudriñó  al país, que no es posible estar fuera de sus sábanas, ni de la una manera ni de otra.

Cuando todo empezaba Silvio y Pablo se enamoraron de los dos (la canción y el país). Y será mejor hundirnos en el mar que antes traicionar la gloria dijeron y pasaron los años y Mike Porcel (no eso lo dejo a otro) Carlos Varela, Pedro Luis Ferrer querían tirar la flecha ¿Cómo pedirle a nuestros hijos que no fallen? No calles. Leo.

¿En qué lugar quedó la luz? En las 13 canciones de tu disco. Es  cara o cruz, ese fonograma que en tiempos de pandemia escucho estremecido, porque luego de más de 20 años de hot latins songs que hablan de sexo, fiesta, Maluma , sexo, Bad Bunny ,sexo ¿con chocolate? y otra vez la misma mierda; tengo tu disco. Gracias por destejer el eclipse.

Ahora que este virus nos metió en casa, ahora que hay menos contaminación, que los gobiernos se vuelven más importantes que el mercado, cuando los enfermeros doblan turnos y no abrieron ni el Gran Rex, El Carnegie Hall o el Carlos Marx y los artistas dan conciertos gratis, y por fin puedo hacer videochats con mis amigos del Pedagógico.  Ahora que los jefes y los jubilados, los dueños y los buenos, los cabrones hijos de putas, los torturadores, los senadores, los pequeños semidioses, los poetas y los soldados saben que podrían morir, Leo tengo tu disco y la Moneda es cara o cruz. Obvio.

Para mi excelente propuesta , no leí reseñas antiguas  solo escucho estremecido con el vuelo, no me parece una locura … y mi soledad haciendo un círculo en el cielo, mientras en la resaca  presiento que van a volver las canciones, que vamos a despertar mejores de esta cosa extraña cuasi Saramago, por lo menos es lo que siento Leo cuando escucho tu disco y el mundo despierta sabiendo que las distopìas son posibles, que el arte es más real que las biopics porque adivinan el estercolero que hemos hecho de este mundo, donde como perla salen discos como el tuyo. Gracias compadre, en medio del pánico, porque es verdad, hay que sentir miedo, te escucho en Songo-  La Maya, yo que también vendí mis sortijas para el alquiler te escucho estremecido. Gracias.

Con Leo Garcìa y Eduardo Sosa

Ir a la fuente
Author: Rogelio Ramos Domínguez

Powered by WPeMatico