Finaliza el programa de mejora y ampliación de agua potable y saneamiento en cinco pequeñas ciudades cubanas.

La intervención, financiada por España y el Gobierno de Cuba, ha mejorado el acceso a agua para 48.000 personas y proporcionado saneamiento a 37.000.