Estrategias para salvar al turismo caribeño

Foto: happyalex/123rf

Desde que la pandemia causada por el coronavirus tomó el mundo por asalto, la industria turística ha sufrido cuantiosas pérdidas tanto en ingresos, como en su capital humano con el cierre de miles de puestos laborales. Una situación crítica que acompaña a la ya trágica situación epidemiológica.

Las economías caribeñas han sentido quizás con mayor peso tales efectos debido a la alta dependencia que sus economías tienen del turismo. De ahí que cada gobierno se haya enfrascado en la búsqueda de estrategias para recuperar lo perdido y reactivar una de sus principales industrias.

También se ha contado con el apoyo de la Organización Mundial del Turismo y sus certeras directrices.

Y a nivel regional igualmente se toman importantes decisiones. Esta semana los gobiernos de los países miembros del CARICOM acordaron crear una Burbuja de Viajes que entró en vigor desde este 18 de septiembre, con el objetivo de revitalizar la industria turística regional ante los efectos de la pandemia generada por la Covid-19.

De acuerdo a la información publicada en la página oficial de la organización caricom.org, para crear esta Burbuja, los miembros de CARICOM emplearon como guía un reporte de la Caribbean Public Health Agency (CARPHA), en la cual aparecen recomendaciones sobre cómo debe operar y establece los criterios de elegibilidad para los países que la conformarán.

Las recomendaciones que los países se clasificarán desde los que no tienen casos hasta aquellos que tengan un riesgo bajo, medio, alto y muy alto con respecto a la tasa de casos positivos durante un período de 14 días. El nivel de riesgo vendría determinado por la cantidad de casos positivos por 100.000 habitantes en ese lapso.

Sólo se permitirá participar en la Burbuja a los países sin casos y en la categoría de bajo riesgo; y CARPHA evaluará los datos relevantes para asesorar sobre la participación en esta iniciativa.

Como parte del acuerdo, a los viajeros de países dentro de la burbuja se les permitirá la entrada sin ser sometidos a pruebas de PCR antes de su llegada y tampoco tendrían que someterse a restricciones de cuarentena. No obstante, pueden estar sujetos a control sanitario a su arribo.

Inicialmente, la Burbuja incluirá a Antigua y Barbuda, Barbados, Dominica, Granada, Montserrat, St. Kitts y Nevis, Santa Lucía, y San Vicente y las Granadinas por cumplir los requisitos establecidos. Paulatinamente, se permitirá la participación de otros Estados miembros y miembros asociados cuando cumplan con los criterios acordados.

El CARICOM cuenta con 15 estados miembros y cinco estados asociados, por lo que aún queda el reto de lograr vencer a la Covid-19 en buena parte de la comunidad. Cifras generales dan cuenta de más de poco más de 10 591 casos activos de los 29 728 confirmados hasta la fecha (19 de septiembre). De ellos 18 419 recuperados y 635 fallecidos.

Según las estadísticas oficiales, reportadas por las autoridades de salud pública de cada país y publicadas en la web del ente regional –al cierre de esta información- los estados miembros mencionados no presentan nuevos casos de contagio por Covid-19, por lo que representa puertos seguros para el turista. Será importante también que la conectividad aérea permita aprovechar esta ventaja.

De manera que el Caribe vuelve al ruedo turístico y se presenta como una buena opción turística.

Asimismo, otros destinos del área tienen ofertas para el viajero bajo estrictos protocolos de seguridad: Cuba tiene sus cayos abiertos con atractivas ofertas y ya recibe visitantes canadienses con un alto nivel de satisfacción; mientras que República Dominicana trabaja para recuperar su industria y para ellos implementó recientemente un Plan de Recuperación Responsable del Turismo a fin de reforzar la recuperación turística.

La entrada Especial TTC: Estrategias para salvar al turismo caribeño se publicó primero en Travel Trade Caribbean.

Ir a la fuente
Author: Redacción TTC

Powered by WPeMatico