Era el año 1996 y en Bilbao se celebró un importante evento teórico sobre la música “tropical” enmarcado en las actividades del I Festival Bilbao Tropical “Bilbao Tropikal 96” que hermanó Bilbao con Santiago de Cuba. En la foto de cabecera Antonio Mora, director del evento, y Lazaro Miguel Ridríguez ponente del evento.

El “I Congreso europeo de música tropical” comenzó el día 11 de julio y tras la inauguración del Congreso por Josu Ortuondo, alcalde de la ciudad.

PONENTES:

“Del Son a la Salsa y de la Salsa al Pop – Caribeño”

Ponente:  Enrique Romero (Barcelona)

La música popular caribeña ha sufrido una vertiginosa evolución en los últimos 100 años. El ponente realizó un analisis historico sobre esa apasionante mutación.

Enrique Romero falleció el 6 de noviembre de 2016 y por esta razón transcribimos la necrológica que publico la revista CLAVE:

El periodista, radiofonista y escritor Enrique Romero Cano ha fallecido esta madrugada en la planta de oncología del Hospital del Mar de Barcelona, después de una larga lucha con el cáncer.

Romero, nacido en Bogotá el 22 de AGOSTO de 1958, se estableció en Barcelona a principios de los años ochenta y desde entonces desarrolló distintas actividades relacionadas con la edición de publicaciones, la publicidad y la música latina.

Durante los años recientes era director de marketing y productor de Radio Gladys Palmera, emisora con la que formó en el equipo fundacional, pero en su biografía se cuentan numeroso hitos, el más remarcable la creación de la revista de música latina El Manisero, a principios de los años noventa, junto a otros profesionales del sector. Esta revista bimestral dirigida por él, a pesar de salir solo durante unos pocos años, fue una referencia internacional en el ámbito de la salsa y de la música que entonces empezaba a llamarse genéricamente latina.

Fue el director de la colección discográfica Música del Sol, de Better Music, en la que, con cuidadas selecciones, se editaron centenares de grabaciones de diversas épocas de la música cubana y salsera.

Fue programador musical, destacando los muchos años en que tuvo esa responsabilidad en la sala Antilla, de Barcelona; radiofonista, con su programa ‘Picadillo’, que iba de la salsa brava a los boleros sin olvidar a los grupos y artistas emergentes de Colombia, Cuba, Puerto Rico o España; colaboró con numerosos festivales, entre ellos el afamado Tempo Latino, de Vic-Fezensac, en Gers, Francia, donde fue proclamado Latino Mayor en 1999. 

También fue un buen DJ, como comprobaron los bailadores desprejuiciados que asistían a sus sesiones en salas o en festivales como el citado Tempo Latino.

Fue colaborador habitual de la revista del sector profesional de espectáculos CLAVE y también de la revista digital de la industria musical Noticias Clave. Publicó el libro ‘Salsa. El Orgullo del barrio’ (Celeste Ediciones, 2000) y también colaboraba en las publicaciones del Instituto Cervantes. 

Era conocido con el apodo de ‘El Molestoso’, que, además de evocar la pieza musical del mismo título de Eddie Palmieri, músico al que seguía con fervor, definía su manera de decir las cosas “de frente”, sin edulcorar nunca sus opiniones musicales, las cuales causaron a menudo pequeños disgustos a muchos músicos, incluidos los que eran sus amigos.

Su papel en la difusión de las músicas de buena calidad en general y, sobremanera, de la salsa, la rumba, el bolero y los repertorios calientes del Caribe o, también, de España o Francia, ha contruibuido enormemente al desarrollo de propuestas creadas desde la autenticidad y la honradez artística.