Festival de la Trova “Pepe Sanchez” aniversario 50 de Casa de la Trova

Con un variado programa en el que la música tradicional cubana, en particular la santiaguera, así como sus más consagrados cultores serán protagonistas, se celebrará, en esta ciudad, el aniversario 50 de la Casa de la Trova Pepe Sánchez.
Leydis Torres, directora en la provincia santiaguera de la Agencia Son de Cuba, de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, comentó que la Casa de la Trova acogerá presentaciones especiales de Alejandro Almenares y Aracelis Romero (Chely), representantes de la Vieja Trova Santiaguera, y fundadores de la institución meca de la música cubana.

Momento significativo de los festejos será la edición 56 del Festival de la Trova Pepe Sánchez, que se celebrará en esta oriental urbe del 15 al 19 de marzo próximos, y durante el cual se reverenciará ese género desde su casa matriz, referente internacional para los amantes de la sonoridad cubana en su vertiente tradicional.

A esa institución está dedicado el festival, que también saludará el aniversario 65 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, y el centenario de temas antológicos del pentagrama musical cubano como Longina, Ella y yo; Mujer perjura y Mujer bayamesa, según explicó a la prensa el cantautor Eduardo Sosa, presidente del evento.

Sosa subrayó la dedicatoria de ese encuentro a la santiaguera Casa de la Trova, primera institución de su tipo en Cuba y cantera de los más notables defensores del género en la Isla y en el mundo.

Durante el festival trovadoresco, algunos de sus participantes ofrecerán conciertos en la Casa de la Trova, entre ellos Pancho Amat, virtuoso del Tres, y su Cabildo del son.

El 28 de julio de 1968 en la céntrica calle Heredia, entre San Félix y San Pedro, se inauguró esa institución, cuyo espacio fundacional fue un pequeño local que estuvo en un zaguán, en los bajos de un gran edificio colonial donde residió el destacado músico Rafael Salcedo.

En ese modesto establecimiento el trovador Virgilio Palais vendía comidas ligeras, café, tabaco y cigarros, al tiempo que entonaba melodías que llamaron la atención de compositores y guitarristas, así como de los clientes del lugar, que se deleitaban con esas entregas musicales.

De gran atractivo para nacionales y foráneos es el pequeño local que marcó la génesis de la Casa de la Trova, y en el cual se pueden apreciar retratos y fotografías de autores e intérpretes vinculados a ese sitio y sin los cuales sería imposible escribir la historia de la música cubana, entre ellos Miguel Matamoros, Ñico Saquito, Compay Segundo e Ibrahim Ferrer.

Además de ese local, resalta en la “Casa” el Salón de los Grandes, ubicado en los altos, y donde es imposible resistirse ante el compás de la trova y el son cubanos al estilo de diversas agrupaciones como el Septeto Santiaguero, ganador del Premio Grammy Latino 2015, y el Septeto Los Guanches, seguidor del estilo picaresco que legó Ñico Saquito.

Publicado el Jueves, 08 Marzo 2018 09:33 | Leydis Tassé Magaña | Fotos: ACN FOTO/Miguel RUBIERA JUSTIZ en ACN