Omar López Rodríguez, Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba –también un reconocido historiador por sus profundas comprensiones e investigaciones del acervo inmaterial–, sitúa las razones en la relación del Comandante en Jefe Fidel Castro y esta suroriental urbe del país, la cual destaca como muy especial en todo momento.

“Yo creo que Fidel dio muchas muestras de amor por Santiago y cariño especial por su pueblo. Sus vínculos afectivos con la ciudad de su infancia, donde forjó su carácter y personalidad. El papel trascendente de Santiago en el logro de sus objetivos como revolucionario, Martí y la Generación del Centenario, el Moncada, el juicio y su alegato La Historia me Absolverá.  El apoyo al desembarco del Granma y desde la clandestinidad, la Sierra Maestra, el triunfo de la Revolución Cubana, la acogida fiel de los santiagueros, entre tantas razones, pueden explicar ese cariño recíproco entre el Líder Histórico de la Revolución Cubana y la Ciudad Héroe”.

Omar Lopez RodriguezAsegura este Premio Nacional de Arquitectura (2001) que “Él se nos aparece en muchos puntos de la historia y la cultura santiagueras. Es parte indisoluble de la ciudad, y creo que ese mundo interior pudo haber determinado sobre la decisión de colocar sus cenizas en el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia”. Allí están sus compañeros caídos en el Moncada, en la lucha clandestina, en la insurgencia, allí están tantos seres queridos… Ahora cuando el hecho se convierte en realidad, el patrimonio santiaguero se inunda de valores adquiridos por su relación con esa vida extraordinaria, y en especial nuestro cementerio donde ahora se guardarán para siempre los tres forjadores de la patria, Céspedes, Martí y Fidel”.

Lugares históricos

En Santiago de Cuba son muchos los lugares y las historias que dan fe de la relación de Fidel Castro con la urbe que algunos consideran la “capital de la historia”. Aquí hay evidencias de sus años de estudio, de su preclara y vibrante oratoria, también de su adelantado pensamiento político y del cariño que profesaba al pueblo de Cuba.

El Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia, lugar donde descansará eternamente el Comandante en Jefe desde el próximo cuatro de diciembre, atesora una parte importante de la historia nacional. En él descansan 30 generales de las gestas independentistas, se resguardan y protegen los restos mortales de Mariana Grajales, madre de los Maceos, y esa gloriosa estirpe de valerosos hombres; los asaltantes al cuartel Moncada y luchadores clandestinos como Frank y Josué País.

Además, encendida por el presidente Raúl Castro, el 30 de julio de 2007, añade solemnidad al lugar una llama eterna, perenne tributo de los cubanos a los caídos en pos de la soberanía y la dignidad nacionales. Sin olvidar la ceremonia de cambio de guardia de honor, homenaje al Héroe Nacional de Cuba.

Escrito por J. Loo Vázquez en SIERRA MAESTRA

ESCUCHA AQUÍ LA RADIO DE SANTIAGO DE CUBA