Actualmente Gonzalo González trabaja en los Estudios Siboney; es uno de los que permite que las historias de los protagonistas se conozcan y se multipliquen en medios de comunicación cubanos y extranjeros. Según me contó en una conversación de más de dos horas, el 21 de julio de 1992 es la fecha que marca su llegada a los Estudios Siboney gracias al llamado que le hiciera el director de entonces, Julio Rodríguez Poll. En aquel momento trabajaba en el teatro Heredia, “soy fundador del teatro Heredia”, me dijo. Pero añadió, “siempre me fascinó la música y siempre he estado vinculado a la radio, entonces me dije que era el momento oportuno para emprender nuevos retos”.

“Hice un Diplomado de Periodismo, llamaron a una serie de personas, afines a la carrera y nos habilitaron como periodista, pero en realidad mi formación de base es Licenciado en Historia; también tenía el curso de locución de radio y televisión”.

Desde la década del 80 Gonzalo González ha colaborado en muchos eventos: inició en el Festival de coros; y luego en el Matamoroson, Festival de la trova, primeros Festivales Boleros de Oro con Rodulfo Vaillant, entre otros. “Esos encuentros me permitieron entrar en contacto con periodistas no solo de la provincia, sino también del país; y eso lo pongo en función de la Egrem. Así me llamó la familia de la Casa del Caribe y nunca me he desvinculado de ellos”.

La EGREM por cabecera

En su historia de vida Gonzalo saca a relucir a la Egrem. “Donde quiera que yo esté tengo que llevar a la Egrem. Si he salido del país a promover el Festival del Caribe también llevaba en mi mente, en mi corazón, en mi portafolios a la Egrem”.

Cuenta con pasión la relación con la radio, más de treinta años, para encontrarse con los oyentes y amantes de la música. Ha participado en varios espacios en la emisora provincial CMKC Radio Revolución y actualmente interviene en el programa Aquí de nuevo. “Vamos a cumplir el 17 de septiembre, 25 años. Para mí no es un trabajo, lo más importante son los oyentes. Me levanto mejor un domingo que un lunes. Y saber que ahora también se trasmite por Internet para el mundo, es un compromiso. Buscamos la manera de mostrar lo mejor de nuestra ciudad, de nuestro país, nuestra música”.

“El éxito de un artista depende también de la radio. Cada vez que se está haciendo un disco hay que trabajar en la promoción de ese disco, tratar de colocar un tema para que se vaya colocando en la población”.

Gonzalo González menciona a cada persona que le ha abierto caminos, agradece, aunque en este texto no los pueda incluir. Se refiere, por ejemplo, al Premio Nacional de la Radio, Eduardo Rosillo. “Me enseñó como teníamos que preocuparnos por los músicos, Rosillo defendió la música a capa y espada; y siempre defendía su Santiago”. Y Gonzalo también le dedica reflexiones a su historia en la televisión para promover la música y los músicos, en diferentes programas, comenta la necesidad de volver a tener espacios de promoción de la música santiaguera.

Gonzalo Gonzalez, memoria vida de la cultura santiaguera

gonzalo gonzalez

Gonzalo, que tiene una memoria fantástica, cuenta cada detalle; la voy viendo cuando recuerda. Sus coordinaciones y el apoyo para llevar a Johnny Ventura a los Estudios Siboney; los esfuerzos para traer por primera vez a Santiago a Polo Montañez; la relación con el acuarelista de la poesía antillana Luis Carbonell, hasta traer sus cenizas a Santiago y la organización de la despedida. Cada una de estas experiencias son como regalos a su ciudad, afirma.

Hay muchas historias en su vida que no caben en estas líneas; su trabajo como productor con Bis Music para realizar materiales inolvidables para la nación cubana:  Virgen de la Esperanza, Veneración, y Santiago en carnaval, todos con parte de la producción en los Estudios Siboney y reconocidos incluso los dos primeros con Premios Cubadisco.

“Cuando uno se siente comprometido como promotor de la cultura cubana, de la música específicamente, uno sabe que es necesario dar lo mejor, aportar, y que no sean solamente cintas empolvadas, sino que vivan en el corazón de cada cubano, porque ese es el orgullo nuestro. Hay grandes figuras que uno tiene que seguir, son historia, presente y futuro de la música cubana”.

Hay muchas otras historias, otros detalles que se quedan para otro texto. Cierro con la satisfacción de este hombre, trabajador de Siboney, agradecido de quienes lo dejan trabajar, confían en él y lo apoyan. “Hace tres años consecutivamente esta empresa está ganando el Premio de comunicación institucional; incluso en este último fue reconocido por el aprovechamiento de las redes sociales. Y eso es por el apoyo que ha brindado la dirección de esta empresa encabezada por su director Marcos Antonio Campins, pero no me canso de agradecer a nuestros periodistas que buscan siempre su huequito para estar con la Egrem”.

Sonriente, como es Gonzalo González, me dice: “Soy santiaguero reyoyo, nací un 2 de noviembre del año 1959 en el Centro Gallego; es decir, estoy mirando casi los 60, pero me siento con el corazón de 30. Eso tienes que ponerlo. Y ya está escrito, Gonzalo González.

Por Yunier Riquenes

Ir a la fuente
Author: viajes24horas

Powered by WPeMatico