Impactos: 4

Una veintena de obras de seis provincias cubanas se exhiben en el II Salon Nacional de Arte Naif Eric Ekman: Hombre y Naturaleza, tributo desde el arte pictórico a este reconocido botánico y explorador sueco, que nombró dos elevaciones cubanas, el Pico Cuba y el Pico Suecia.

El Estudio Taller Arte Naif Bayate (Santo Tomás 458) acoge la muestra, que se inauguró ―tras no pocos esfuerzos― en medio de la Jornada por la Cultura Cubana y tomando en cuenta las medidas necesarias por las afectaciones de la actual pandemia.

En 1994 se constituyó el Grupo Bayate que ha tenido una influencia decisiva en la promoción y revaloración del arte naif en la región y el país, y en el enriquecimiento de la identidad cultural del municipio Mella en Santiago de Cuba. Como semilla de aquel árbol, el proyecto sociocultural comunitario Bayate: ruta para una historia sigue aportando bajo la guía de Luis El Estudiante.

Emociona ver en el Salón, aquel soneto que Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria, dedicara al Cauto.

¿Qué tiene el arte naif que uno se pierde en sus rojos, en sus ocres, en sus verdes profundos; que uno se encuentra en sus caminos, sus aguas, su mirada infinita, que uno se salva detrás de cada trazo?

(Imágenes: Facebook y Gabriel Soler)

Ir a la fuente
Author: Reinaldo Cedeño Pineda

Powered by WPeMatico