El parque Carlos Manuel de Céspedes y las emblemáticas edificaciones de sus alrededores reciben un sistema de luces monumentales, que darán un sello distintivo al sitio fundacional de la villa de Santiago de Cuba, cuyo aniversario 505 se celebrará en julio próximo.

Personal especializado en esas labores, con destreza y habilidad, desafían las alturas para asombro de quienes transitan por el céntrico lugar, en el llamado Anillo Cero.

Internautas que han visto fotografías de ese quehacer en las redes sociales, elogian los trabajos y algunos aseguran que era el detalle que faltaba para realzar la majestuosidad de antiguas construcciones, a la vez que felicitan a los que hacen posible su perdurabilidad en el tiempo.

Ramón Cobas, director adjunto de la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC), señaló a la ACN que este accionar resaltará la belleza arquitectónica de históricos inmuebles que rodean el espacio público, en particular del Museo del Primer Frente Oriental José Martí, que radicará en la sede del antiguo Ayuntamiento, y la Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral.

En el centenario hotel Casa Granda, dijo, trabaja la Sucursal de Emprestur y en tanto la Cooperativa de Construcción Marco lo hace en la acera que bordea el Parque Céspedes, como es más conocido, en el cambio de bombillos y además en la jardinería y fuente interiores.

Tambien participan la Empresa de Restauración y Conservación de Monumentos y un grupo de alpinismo vinculado a la construcción, entre otros, acotó.

Conocido a lo largo de los siglos como Plaza de Armas, Plaza de la Constitución y Plaza de la Reina hasta honrar al Padre de la Patria con su denominación, en su entorno se levantaron las instituciones políticas, administrativas y religiosas de mayor jerarquía en la época colonial.

Entre esas figuraron el Cabildo, la iglesia y casas donde residieron el Adelantado Diego Velázquez, terratenientes, peninsulares y hacendados criollos.

El parque fue lugar de actividades militares para la ejercitación de la tropas, rendir honores a los reyes de España, proclamar reales órdenes y sitio de fiestas religiosas y procesiones.

Según directivos de la OCC, no ha sufrido cambios desde el memorable Primero de Enero de 1959 cuando fue proclamado en ese escenario el triunfo de la Revolución, para mantener la riqueza de autenticidad de ese ámbito urbano.

El único inmueble que tuvo transformaciones a su favor fue el actual Museo de Ambiente Histórico Cubano, restaurado por el arqueólogo y profesor Francisco Prat Puig.

De acuerdo con la fuente el resto mantiene su arquitectura y composición, dando de conjunto una riqueza de autenticidad a la antigua plaza.

Escrito por Marlene Montoya Maza y publicado en TV Santiago

Ir a la fuente
Author: casadranguet

Powered by WPeMatico