Los valores patrimoniales de la cultura del café ameritan hoy la creación de una ruta en el Caribe como antesala de su expansión por América Latina, valoró aquí una fuente autorizada.

La doctora Yaumara López, directora del Centro para la Interpretación y Divulgación del Patrimonio Cultural Cafetalero, consideró ese hecho como una necesidad para potenciar esas riquezas materiales y espirituales en la región por donde entró el cultivo del grano a estas geografías.

Hitos en ese empeño son el proyecto internacional Los Caminos del Café y la condición de Patrimonio de la Humanidad que ostenta el paisaje arqueológico de los antiguos cafetales franceses en el Sur-Oriente cubano, precisó.

La directora de la Casa Dranguet, como es conocida la institución, exaltó la potencialidad de los ámbitos agrícolas e industriales de la popular bebida en naciones latinoamericanas como Colombia, Brasil y México, que podrían integrarse también en ese tejido mundial en favor de un tesoro de siglos.

Igualmente estimó como muy importante el aporte de la Casa del Caribe, la Universidad de Oriente, la Fundación Caguayo y otras entidades cubanas y santiagueras a partir de sus vínculos internacionales.

La experta aludió a otros paisajes cafetaleros en la provincia occidental de Pinar del Río y a la similitud entre esos entornos en Cuba y Haití, que los tiene a lo largo y ancho de su territorio, atendidos por el Instituto para la Salvaguarda del Patrimonio Haitiano.

Escrito por Martha Cabrales y publicado en Prensa Latina

Ir a la fuente
Author: casadranguet

Powered by WPeMatico