Desde hace un par de años las alarmas se prendieron para las autoridades de salud de Estados Unidos. Los opiáceos, unos de los más poderosos analgésicos para tratar el dolor, empezaron a figurar también en la lista de las principales adicciones. Las cifras de adicción han llegado a niveles alarmantes, generando una crisis sin precedentes.
Ir a la fuente
Author: Cubadebate

Powered by WPeMatico