La fabada asturiana: un sabor que seduce en Santiago de Cuba

En la populosa calle Enramadas, en el centro histórico de la ciudad de Santiago de Cuba, se encuentra el restaurante La Fabada de Marieta, lugar donde se vende un singular plato traído de la cultura de Asturias hasta la Capital del Caribe.

La fabada es un cocido tradicional de la cocina asturiana, elaborado con fabes blancas (frijoles blancos) y algunos embutidos como el chorizo. Se acompaña siempre con pan y vino artesanal de producción local para lograr un maridaje desconocido en la cultura de este terruño y bastante poco usual en el resto del país. Es, a la vez, muy seductor.  

Maridaje entre la fabada asturiana, pan y vino artesanal de Santiago de Cuba. Foto J. Loo Vázquez

Es justamente esa manera tan singular y tan diferente de preparar los frijoles lo que atrae a las personas que, dispuestas y deseosas de probar sabores diferentes, se llegan hasta este sitio que combina, además de la sazón de su cocina, el excelente ambiente de una edificación antigua y el placer de ver la gente caminar por la más populosa de las arterias de Santiago de Cuba.

Completa su menú con diferentes ofertas que incluye potajes, cocido de garbanzos, el famoso puré de San Germán, platos a base de mariscos y pescados, carnes, ensaladas de estación, dulces finos y en almíbar, entre otras ofertas.

Cerdo asado. Foto J. Loo Vázquez

Sin embargo, el gancho fundamental del menú de La Fabada de Marieta son los potajes y cocidos, copiosos en cuanto a los productos españoles y cubanos que enriquecen su sabor, como son chorizos, bacon, carne de cerdo y otros más.

La Fabada de Marieta radica en Enramadas y Padre Pico, abrió sus puertas por primera vez en 2015 y se ubica en un mueble con valor patrimonial.

Fabada de Marieta en el Corredor Patrimonial Las Enramadas. Foto J. Loo Vázquez
Fabada de Marieta en Santiago de Cuba. Foto J. Loo Vázquez

Se trata de una construcción de la década del 30 del siglo XX que surgió como hostal. Es uno de los inmuebles de uso estatal asignado a los cuentapropistas como parte del proyecto de reanimación de la Calle Enramadas, que dirige el Conservador de la Ciudad, a fin de conservar el patrimonio arquitectónico. En la recuperación del edificio se mantuvieron las características coloniales en la fachada

Ir a la fuente
Author: casadranguet

Powered by WPeMatico