Abundando en el origen cubano de la rumba flamenca española encontramos un interesante artículo en http://www.flamencopolis.com/archives/300 donde FAUSTINO NÚÑEZ realiza una perfecta disección musicológica sobre el origen cubano de la rumba flmaenca.

Siendo el Son y sus variantes temáticas las que están en la base de aquellos ritmos que conocieron los cantaores flamencos que visitaron Cuba, en las primeras décadas del siglo XX, la modificación del termino Son, no solo se dio en los EEUU donde se aplicó el nombre de Rhumba a todo lo que llegaba desde la mayor de las Antillas sino que también en España se adoptó el nombre de Rumba para definir aquellos sonidos soneros de las guarachas o «rumbitas» que sonaban en los teatros cubanos.

Esta confusión de términos también la asumo en mi primera edición del libro DE ORILLA A ORILLA (1992) donde erré al indicar que el origen de la Rumba flamenca española estaba en la Rumba cubana. Dos décadas después afirmo que nada tiene que ver una Rumba con otra.

El complejo de la Rumba cubana, como ya describo el mi libro (guaguancó, columbia y yámbú), radicado en Matanzas y el pueblo de Guanabacoa «la ciudad embrujada» en La Habana, tiene solo rasgos africanos, si bien con los años se adoptaron términos en español para hacerla mas comprensible en Cuba utilizándose, hoy en día, coros e improvisaciones en español que llegan a todo tipo de público.

Incluso la Salsa, la hija norteamericana del Son cubano, adoptó tambien en algunos temas el guagancó, uno de los tres principales toques de la rumba cubana.

La llegada de los cantaores flamencos a la Habana, como Pepe de la Matrona, coincide con la llegada del Son desde el oriente de la isla y se pone de moda en los años 20 en la capital de Cuba, desbancando definitivamente al Danzón como baile Nacional.

El 28 de enero de 1909 se produjo en Cuba un acontecimiento historico-político que provocó un hecho cultural de relevancia. En esa fecha tomó posesión de la presidencia de la República de Cuba el general Jose Miguel Gomez el «Tiburón que se baña pero salpica»…

Este corrupto político organizó un ejwecito integrado mayoritariamente por campesinos y desocupados. De inmediato puso en práctica el plan de sedarraigar al soldado de su entorno para evitar conspiraciones y sublevaciones. Aquel ejecito, llamodo «permanente» fue movilizado de una provincia a otra, Así los soldados orientales trajeron el Son a La Habana y los occidentales llevaron la Rumba a oriente.

Este ritmo oriental pegajoso y sencillo que utilizaba cuartetas para las controversias entre sus interpretes con rima «A-B-B-A» denominadas reginas dió nombre a los regineros.

Los domingos y festivos los alegres soldados orientales se iban de rumba por los solares habaneros difundiendo aquella música simpática y alegre que hacía mover los pies con un ritmo desconocido hasta entonces en la capital al cual llamaron son oriental con unas pocas cuartetas y un montuno o estribillo que se repetía hasta la saciedad…

Y precisamente es este Son primitivo el que llega a los oidos de los cantaores flamencos que en aquellos primeros años del siglo XX compatian rumbas en los solares habaneros.

Ya hemos indicado con anterioridad que la palabra RUMBA se utiliza para definir una reunión donde se come lechón y bebe ron, en definitiva una fiesta en el Caribe, al igual que TANGO o BACHATA independientemente a que luego se halla fijado a la definición de ritmos concretos

Con el decursar de los tiempos ese humilde y sencillo Son llegado de oriente fue conquistando a la sociedad y sumando componentes. Surgieron cuartetos, sextetos, septetos, conjuntos y orquestas y el Son oriental se fue adeñando de los clubes de la birguesía, saliendo de la clandestinidad de los solares y zonas de la baja sociedad