Es difícil reconocerla cuando se la encuentra en medio de sus colegas, en un pasillo del Palacio de Convenciones. La mujer que habitualmente trabaja como mesera en el ranchón del hotel Meliá Las Antillas de Varadero, vestida sencillamente con pulóver rojo y saya o pantalón negro, podría clasificar entre las más elegantes diputadas del parlamento cubano.
Ir a la fuente
Author: Cubadebate

Powered by WPeMatico