La trova, raíz cultural cubana

En octubre del 2017, RTV Comercial, empresa del ICRT, firmó con el Proyecto 23 del Icaic (que agrupa a los cines de esa arteria, entre ellos el Riviera) un contrato con el propósito de presentar en esos cines espectáculos con artistas y productos audiovisuales con el nombre de Así baila mi Cuba. Al frente de estas presentaciones ha estado un director artístico avalado por dicha empresa.

En marzo del 2018 se emite por RTV Comercial una orden de trabajo para que el mencionado director artístico y otros diez productores trabajen en un espectáculo en el cine Riviera con el ya citado proyecto. En ese documento no aparece mencionado Alberto Tosca ni ningún otro trovador.

Resulta difícil vincular a Tosca, una gran figura de nuestra trova, con los antecedentes mencionados. Al propio tiempo, según verificamos, el Centro Nacional de Música Popular, a cuyo catálogo pertenece este creador, no tuvo conocimiento de que se proyectaba esta actuación.

El artículo comenta la cancelación por razones comerciales del concierto del trovador Alberto Tosca para celebrar sus 40 años de vida artística. En la indagación realizada, el propio director artístico de Así baila mi Cuba nos manifestó que en ningún momento se mencionó que se tratara de esa celebración. En la programación del cine Riviera no aparecía ese concierto, lo que revela la improvisación de Así baila mi Cuba y la irresponsabilidad del Proyecto 23.

Otra evidencia de la manera tan poco profesional en la que se organizó la presentación, es que se solicitó, dos días antes, apoyo para la divulgación al periódico Cubarte, que colocó de inmediato una entrevista con Tosca, promocionando el espectáculo, obviamente, con pocas posibilidades de lograr una convocatoria efectiva.

El 3 de marzo, ante el escaso número de asistentes, la dirección del Proyecto 23 decide, de manera burocrática, anticultural e injustificable, la cancelación del espectáculo. El Icaic adoptará medidas drásticas con los responsables.

Este hecho lamentable, sin embargo, no puede tomarse como representativo de la gestión institucional para la promoción de la trova. En contacto con la dirección del Instituto Cubano de la Música, se nos informa que solo en el 2017 se grabaron más de 40 discos de trova por las cuatro principales casas discográficas de nuestro país, financiados íntegramente por estas instituciones, con propósitos rigurosamente culturales, sin la menor intención mercantil. Bis Music editó la obra discográfica completa de Pablo Milanés (50 discos); la Egrem se encuentra terminando la publicación de la obra completa de Gerardo Alfonso (15 discos) y  el disco en homenaje precisamente al aniversario 40 de la vida artística de Alberto Tosca (con la participación de Silvio Rodríguez, Pablo y Haydée Milanés, Amaury Pérez, Vicente Feliú, Anabel López y David Torrens, entre otros). Además, Abdala trabaja para publicar en este 2018 la obra completa de Vicente Feliú, Augusto Blanca y Lázaro García.

Cada año se realizan en Cuba importantes eventos dedicados exclusivamente a la trova y subvencionados por las instituciones: Longina, en Villa Clara; Pepe Sánchez, en Santiago; Carlos Puebla, en Manzanillo; Destrabando la trova, en las Romerías de Mayo de Holguín;  Festival de la Canción Política en Guantánamo; Mujeres en la trova y Encuentro de trovadores, en La Habana.

Desde el Centro Pablo de la Torriente Brau se realiza, desde hace 20 años, una labor sistemática y trascendente de promoción de la trova. La programación de la AHS en todo el país tiene como protagonistas a los jóvenes trovadores. El propio Centro Nacional de Música Popular mantiene cada mes, en La Habana, 32 peñas de trovadores.

En varios centros culturales de Artex y la Egrem, en la capital y en otras provincias, existen espacios conducidos por figuras de la trova, dedicados exclusivamente a este género.

Nos consta que los compañeros del Instituto Cubano de la Música no están satisfechos con estos resultados y trabajan, además, con la radio y la televisión para que este género tenga el sitio que le corresponde en el panorama cultural cubano.