Frente al Museo Bacardí siempre los encontrarás a a sombra. Allí te podrán alegrar la mañana con una guarachita donde seguro aparece la flauta humana de Rudy