Los tambores también por la Paz y contra el bloqueo a Cuba

Por: M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón
La Fiesta del Caribe
#LeyGarrote, #SomosCuba
Santiago de Cuba, Viernes 5 de Julio de 2019. CMKC, Radio Revolución. – Palabras de Orlando Vergés, director de la Casa del Caribe, dio la bienvenida a los participantes en la 39 Fiesta del Fuego.

Festival del Caribe en Santiago de Cuba dedicado a Uruguay

Festival del Caribe en Santiago de Cuba dedicado a Uruguay

Vergés explicó que aunque Uruguay está distante del Caribe geográficamente, ese no sería el argumento idóneo para explicar las razones que determinaron la invitación de honor a ese país en la llamada también Fiesta del Fuego.

“Para nosotros, el Caribe no es tan solo un área geográfica, es algo más. Nuestras inclinaciones apuestan siempre por el reconocimiento del Caribe como una condición humana afincada en sólidas bases históricas y culturales.”

“En realidad –dijo Vergés– hay quienes no advierten que Europa realmente conoce a África en América. Europa es otra en América, y África es esencial para comprender lo que aconteció. Tendremos el privilegio de evaluar este detalle en los marcos de esta edición del evento, y veremos no sin sorpresa cómo los uruguayos, aun y desde el extremo sur de Suramérica y de una notoria apariencia europea, se emparentarán con el Caribe profundo y mestizo.”

El Director de la Casa del Caribe puntualizó, que la participación charrúa en este festejo contribuirá aún más, a desmontar señales que simplifican lo afroamericano a las dimensiones de victimización, estigma que comprime la presencia africana en el Continente y que la considera más como un reducto étnico en condiciones de subalternidad que como lo que es: una porción relevante de productores y creadores de cultura con alto sentido de pertenencia.

Por lo precedente, aclaró, fue imposible sustraerse a la solicitud de que Uruguay fuese la nación invitada de honor en 2019. Ponderó los esfuerzos, en muchos casos personales, para organizar en tierra uruguaya, la delegación más numerosa al Festival.

Mencionó al matrimonio formado por Sara Medeiros y Oscar Damián, coordinadores en el país sudamericano de la fiesta caribeña, y enalteció su labor.

Reconoció Vergés, que la presencia de los uruguayos en escenarios del Festival en Santiago de Cuba será la mejor prueba “de que es posible remontar el Río La Plata con el espíritu Caribe, y si ellos quieren sentirse caribeños, nosotros no tenemos derecho a negárselo. Sean bienvenidos”.

En otro momento de su intervención, el directivo habló de cómo desde el nacimiento de la Casa del Caribe en 1982, la institución ha hecho causa común con la Revolución, en una labor mancomunada, dirigida a consolidar la identidad nacional, difundirla y promocionarla en el mundo, al tiempo que eliminaba lo que encontró el Gobierno Revolucionario: el distanciamiento de Cuba con otras naciones, especialmente de la región caribeña.

“De este modo –apuntó Vergés–, la Revolución abrió paso a todas las expresiones culturales legítimas de los cubanos, al tiempo que emprendió una transformación cultural particular con la estimulación de proyectos de inclusión social. Tuvimos y sostenemos aun el privilegio de convivir con la alegría que supone para el pueblo, poder expresarse con y desde sus riquezas culturales, es decir, con sus creaciones en plena y absoluta libertad.

“Tal privilegio presume que actuemos con estricto apego a esa encomienda profesional y humana que la Revolución nos concedió, por esto decidimos juntar en esta 39 edición la invitación a Uruguay y la dedicatoria al 60 Aniversario del Triunfo de la Revolución.”

El Director de la Casa del Caribe incluyó en su discurso inaugural del Festival, la referencia impostergable a un acontecimiento que genera la condena del mundo: el bloqueo de EE.UU a la Mayor de las Antillas.

“Por estos días, el pueblo cubano y las instituciones del país expresan su repudio al recrudecimiento del bloqueo del gobierno norteamericano contra Cuba. Se trata -para los amigos que nos visitan- de que el gobierno de Donald Trump ha puesto en vigor el Título III de la Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubanas, conocida como Ley Helms-Burton, que amplía los efectos extraterritoriales de las sanciones contra nuestro país, permitiéndole a los ciudadanos norteamericanos presentar demandas en tribunales de los Estados Unidos contra personas naturales y jurídicas con intereses económicos en propiedades nacionalizadas por el Gobierno Revolucionario.

“La aplicación de este capítulo había sido postergada por las diferentes administraciones norteamericanas desde su entrada en vigor en 1996. Incluso el propio Trump la había aplazado en 2017 y 2018. Los efectos de este capítulo dañan aún más a la economía de nuestro país e impactan directamente en la estrategia de inversión extranjera en Cuba; dañan al turismo, a sectores productivos y de servicios vitales, interrumpe las importaciones y las exportaciones, y desestimula a los inversionistas…”

Explicó, que lo precedente coincide con una escalada de la derecha en el área, cuando se asedia a Venezuela, se promueven gobiernos neoliberales y de derecha en Argentina, Ecuador, Brasil y Colombia; se trata de desestabilizar a Nicaragua; se persigue y asesina a líderes sociales y a periodistas que investigan manejos turbios de gobiernos corruptos y de grupos de poder; hay un retroceso en el proceso de paz en Colombia, Haití está convulsionada…

Recordó, cómo hace dos años, en la inauguración del 37. Festival del Caribe, había dicho: ‘Este hombre (Trump) es un negociante y saldrá pronto de compra por el Caribe y América Latina. En breve verán cómo organiza su agenda y vendrá al Caribe como el que va a un supermercado.

Esta vez el millonario intentará comprar no los patios traseros que el imperio siempre necesita. Saldrá ahora a comprar fronteras adelantadas, es decir, espacios y voluntades que como límites seguros resguarden y extiendan su capital. Dirá luego al mundo, en nombre de la unión americana, que él dispone de recursos, materias primas y factorías suficientes en el hemisferio para negociar con cualquiera del lado de allá del Atlántico.

Trump intentará una nueva versión de la bipolaridad mundial, esta vez apostará por el recurso del dominio económico hemisférico. Hará todo lo posible por hacer notar la fuerza de su capital. Traducirá a las claras eso de que la política es la expresión concentrada de la economía’.

“Y ya se hace sentir aquel presagio de la nueva bipolaridad en el enfrentamiento a las economías china y rusa, sustentado en el saqueo premeditado y no pocas veces pactado de las economías del área. Adviértase cómo ninguna de las monedas nacionales de nuestros países escapan a su devaluación creciente frente al dólar y de cómo, por otro lado, aumentan gradualmente el Producto Interno Bruto y el salario mínimo en Estados Unidos, con lo cual —además— Trump allana el camino para su reelección en 2020.

“Algunas de las principales economías de la región ya están al servicio del expansionismo del imperio, solo falta por agregar el petróleo de Venezuela, con lo cual intentaría perturbar las economías de China y de Rusia. Pero para conseguir este petróleo habría antes que convertir a Cuba y derrocar al gobierno legítimo de Nicolás Maduro.”

Sin embargo, agregó, la aplicación del recrudecimiento del bloqueo a Cuba ha chocado una vez más, con el muro de la Revolución y el pueblo cubano. Dijo Vergés, que no pocos amigos de otras latitudes han expresado su repudio a esta nueva escalada contra Cuba y contra Venezuela, “y nosotros anticipamos encontrar en ustedes, los más de 500 participantes de 28 países que han llegado al Festival del Caribe, el mismo comportamiento”.

Reconoció, estar convencido de que en la cultura popular se resumen las más extraordinarias aspiraciones libertarias y de solidaridad humana, “y me atrevería a reconocer que ustedes confirman, con su presencia, su solidaridad con Cuba, y que rechazan semejantes posturas injerencistas. Les puedo asegurar – manifestó– que el pueblo cubano no va a devolver lo que adquirió por la vía revolucionaria y en correspondencia con sus derechos como nación. Nadie negocia con lo que ha conquistado con sacrificio y por un bien común.

“No obstante, sería deseable que todos percibiéramos que estamos en coyunturas políticas y económicas anormales, y que en tales circunstancias debemos cuidar celosamente de la unidad real, individual o colectiva. Con hechos que podamos poner en el centro de las actuaciones cotidianas y que la practiquemos en la familia, en el trabajo, en nuestras comunidades, en nuestros grupos afines, en las fiestas, en esta edición de la Fiesta del Fuego.

“No siempre los tambores tocaron para la guerra; tocaron y tocarán además para festejar nuestra imperecedera presencia sobre la tierra; sonarán por la paz, sí, pero también no renunciarán a tocar por la resistencia”, señaló finalmente, y dejó abierta la edición 39 de la Fiesta del Fuego en Santiago de Cuba.

Ir a la fuente
Author: Santiago Romero Chang

Powered by WPeMatico