A los 79 años ha muerto Moncho

Recordamos aqui una entrevista publicada en 2012 en Bilbaoenvivo

Viernes 28 de septiembre 2012, Bilbao, Teatro Campos, 20 h, entradas de 20 a 35 €.

El cantante de boleros Moncho convirtió el teatro Campos en una suerte de casino de Eurovegas, en un club o discoteque con parte del respetable acomodado en mesas y libando copas de cava. Escudado por un estupendo pianista, Moncho, alias El Rey del Bolero, también conocido como El Gitano del Bolero, en 93 minutos cantó estiloso y levemente seseante 22 temas, incluidos dos popurrís de dos y tres partes. Lo hizo de modo heterodoxo, con su pianista pasando por el romanticismo y el jazz, picando en el son cubano, en la chacarrera mexicana…

Moreno, cano, chaparrito y trajeado, Moncho (Ramón Calabuch Batista Barcelona, 1940) bailó a solas, chasqueó cool los dedos, se apoyó en el piano, paseó por el tablado, agradeció golpeándose al corzaón, no habló demasiado al respetable excepto para presentar los temas, y cantó a un amor pleno de sobreentendidos y sexo bajo las palabras, por ejemplo en ‘Házmelo otra vez’, con recuerdo a la película de Bigas Luna ‘Jamón, jamón’, o la hardcore ‘Soy lo prohibido’, con atisbos de sumisión de ella, adúltera.

El concierto superó nuestras expectativas. Moncho abrió mejorando a su amigo el ronco Dyango en ‘Historia de un amor’ y superó a Julio Iglesias por dinamismo en ‘Toda una vida’ (¡con lapso boogie del piano!). Luego dijo que la gente recuerda los boleros y la primera vez que nos dieron un beso apasionado, y auguró: «El bolero seguirá existiendo mientras exista el amor». Entonces interpretó el ‘Bésame mucho’ y prosiguió con un recuerdo al aún en activo Armando Manzanero, quien le escribió ‘Llévatela’ (la que acaba: «por el bien de los tres»), y de quien también adaptó ‘Contigo aprendí’ apoyado en el piano y un dramático ‘Esta tarde vi llover’.

Nunca decayó. Por rumbita adaptó a Rocía Durcal (a quien él llamaba Marieta) en ‘La gata bajo la lluvia’, donde hizo dar palmas y coros al respetable. ‘Soy lo prohibido’ fue un culmen de dominación sobre la amante y repitió a Rocío Durcal en ‘Cómo han pasado los años’, entonado con sumo gusto. El tropicalismo de ‘Inolvidable’ de Manzanero, famoso últimamente por Bebo Valdés y El Cigala, lo remató Moncho en plan Gato Pérez salsero. ‘Mujeres divinas’, una ranchera casi vals, no pareció tan machista como advirtió él mismo, y a continuación cantó un par en catalán: el ‘Penélope’ de Serrat y otra de Lucio Dalla.

Latin jazz fue ‘Ay cariño’ y cayó un primer popurrí doble para Lucho Gatica que unió ‘El reloj’ (todos hemos bailado al menos esta canción una vez en la vida, calculó) y un jazzie ‘La barca’. Se despidió con ‘Nosotros’ y en el primer bis cupieron ‘Sabor a mí’ (‘Sabor a nada’ le pidió un espectador achispado), rematado con palmas a lo Gato Pérez, y un popurrí triple bastante cubano. En el segundo bis hizo un dramático ‘Noche de ronda’, y dijo adiós deseando volver antes a Bilbao, pues había estado muchos años sin venir . Nosotros repetiríamos.

OSCAR CUBILLO

Moncho desea volver pronto a Bilbao (foto: Mr. Duck).

52 años como profesional del bolero ha alcanzado Moncho, vocalista en forma que da una vuelta personal al gran estilo amoroso

«A los trece años ya era un romántico empedernido»

Más de medio siglo de carrera contempla el cantante calé catalán Moncho, Ramón Calabuch Batista (Barcelona, 1940), también conocido como El Rey del Bolero o El Gitano del Bolero. El martes (2 de octubre 2012) culmina en Sevilla dos años de conciertos de celebración de su 50 aniversario profesional, pero antes ofreció en Bilbao un concierto en un teatro preparado con mesas y copas en la platea y abierto a las peticiones del respetable. «Va a ser muy intimista. Con piano solo. Será un concierto a la carta, como yo lo llamo. Me gusta hablar mucho con el público en este tipo de encuentros e intento complacer todas la peticiones que me hace la gente. Les pregunto qué les gustaría escuchar, si recuerdan el primer beso que se dieron a lo mejor con un bolero, o el primer apretujón. Esas cosas, ¿no?», nos adelantaba.

¿Cuál es el encanto, el atractivo del bolero?

Simplemente que cuenta historias verdaderas que le pasan a la gente cuando empezamos a ser adultos, en el juego del amor. Que si ahora te llamo, ahora no, que si ahora te dejan, ahora dejo. Son historias que le suceden al vecino de al lado, o a ti mismo, o a tu primo o a quien sea. Tarde o temprano todos pasamos por lo mismo.

El muy enamoradizo entregado al micro (foto: Mr. Duck).

¿Los boleros gustan por igual a hombres y mujeres?

Sí, sí… Aunque más bien quizá las mujeres son en general un poco más románticas que los hombres. Pero realmente gusta a todo el mundo porque cualquiera se identifica en algún momento de su vida con la letra de algún bolero. Eso seguro.

¿Y con cuál te identificas?

Yo con muchas canciones, ja, ja, ja… Era muy enamoradizo. Ahora ya no lo soy tanto porque los años te apaciguan. Naturalmente cuando eres joven quieres abarcar mucho y a veces te quedas en el camino.

¿A cuántas mujeres ha amado Moncho?

Bueno, yo nunca he hecho una cuenta, como Julio Iglesias, que dice que ha amado, no sé, a 3000 mujeres, me parece. Yo nunca he hecho ninguna cuenta. Han sido muchas porque siempre digo que los cantantes, y más los que le cantamos al amor, somos como un pastel en un aparador bien iluminado al que la gente cuando pasa dice ‘yo le metería un bocado’.

¿Tienes familia?

Tengo una hija y dos nietos. Mi mujer murió hace año y medio.

¿Se siguen escribiendo buenos boleros?

Sí, naturalmente. Hay un compositor que creo es el preferido de todos los que le cantamos al bolero. Es Armando Manzanero y sigue totalmente vigente y haciendo muchísimas cosas. Somos grandes amigos desde que en los años 60 y tantos me compuso la canción ‘Llévatela’.

¿Dónde nació el bolero?

Yo creo que en Cuba. Hay quien dice que en México, y quizá se lleven la palma ambos países, pero yo quiero pensar que realmente nació en Cuba.

El chileno Lucho Gatica, su maestro.

¿Quiénes son los mejores boleristas según tu gusto?

Te diría que mi maestro fue Lucho Gatica, luego naturalmente no podemos olvidar a Antonio Machín, que fue uno de los grandes intérpretes. Los Panchos por regla general, y no sé, Olga Guillot y muchos más.

¿Cómo descubrió Moncho el bolero?

Esa es la eterna pregunta para un gitano como yo, que nació en un barrio de gitanos donde también nació la rumba catalana y que es el barrio de Gracia de Barcelona. Con trece años ya El Pescaílla, el marido de Lola Flores, y su hermano me hacían cantar boleros a ritmo de rumba catalana lentita. Y decían: ‘¿de dónde coño ha salido este niño que lo más normal es que hubiera cantado flamenco o rumba catalana?’. Pues no, yo ya cantaba boleros. A los trece años ya era un romántico empedernido.

¿Siendo gitano no cantabas antes flamenco?

No, no, no… Yo empecé a cantar boleros. Mis amigos venían a buscarme para ir a jugar a pelota pero yo prefería escuchar discos de Lucho Gatica. Me los ponía horas y horas y me imaginaba ya en un escenario y me hacía mis sueños.

¿Qué quieres expresar con la voz al cantar?

Intento expresar siempre credibilidad. Estás contando una historia que, vuelvo a repetir, le puede pasar al que tienes al lado o a ti mismo. Y lo mejor en el bolero sería decirlo que cantarlo. Es como una poesía buena, que dependiendo de cómo la reciten te llega más o menos.

En el disco de ‘Sus grandes éxitos’ cantas de modo muy intenso. A menudo remites a los crooners americanos, a cantantes como Sinatra.

Sí, sí, sí… Está muy bien definido. La verdad que sí. Sinatra es el papá de todos los cantantes. Al que no le influya, es que no entiende de música. Naturalmente es un privilegio que no sé quién te manda, si es Dios o cualquier cosa de esas, pero pienso que Frank Sinatra ha sido el papá de todos.

Andas celebrando ahora los 50 años de carrera.

Sí, en 2010 empecé con estos dos años de conciertos. He ido de ciudad en ciudad, presentándolos con colaboradores en muchos sitios. Al empezar en el Palau de la Música vinieron Serrat, Sergio Dalma, Antonio Carmona… Mucha gente. Y el día 2 (de septiembre) termino en Sevilla con la presencia de grandes intérpretes como pueden ser Miguel Poveda, Asun Vega, José Manuel Soto… Una serie de amigos que tengo en Sevilla y que quieren estar en esta gira que despido aquí después de tanto tiempo.

¿Desde el principio querías ser profesional, vivir de ello?

Sí. Quería ser profesional ya con 17 años. Me contrataron en una orquesta que fue a mi barrio a tocar. Vino una vez, mis amigos me hicieron subir a cantar, canté y el director me contrató. Lo que pasa es que yo tenía un padre que trabajaba en la Catalana de Gas, al igual que mi abuelo, y él decía que eso de ser artista no le iba muy bien y que yo tenía que aprender un oficio. Que luego, cuando viniera del servicio militar, ya sería todo un hombre para decidir. Y efectivamente, al volver del servicio militar decidí cantar en serio y convertirme en profesional. Por eso llevo 52 años, si no serían más.

¿Qué estudiaste y dónde hiciste la mili?

Estudié ‘Retocador de artes gráficas’ e hice la mili en Cazadores de Montaña, en un pueblo llamado Figueras, en la provincia de Gerona.

‘El tío Moncho’, CD de 2007.

¿Cuál es tu último disco oficial?

‘El tío Moncho’. Colaboran conmigo Diego el Cigala, Niña Pastori… Algunos flamencos, porque yo como gitano que soy empecé cantando el bolero así aflamencado. Esas eran mis raíces y quise expresarlo en un disco y este ha sido mi último lanzamiento. No mi última grabación, pues he grabado otro disco con Tamara que sale a finales de octubre. Son ocho temas a dúo más tres de cada uno en solitario.

En las canciones de ‘Sus grandes éxitos’ se oyen violines y producciones suntuosas. ¿Hoy día no es muy arriesgado gastar tanto en un disco que luego no va a recuperar la inversión, con tanta piratería?

Sí, naturalmente. El disco que saldrá con Tamara es muy acústico, con cuatro músicos. Porque luego es muy difícil ponerlo en práctica en los conciertos. Y tal como está la venta de los discos aún más. Hay que mirar de recortar en todos los aspectos y recuperarlo en los conciertos. Así te graban ahora los discos: porque las discográficas participan en un tanto por ciento de tus conciertos.

OSCAR CUBILLO

Web del artista, con vídeos etc.:

http://www.monchoboleros.com