Richard Nixon[1] fue uno de los presidentes más controvertidos de los EE.UU. Mientras que para algunos representó, a raíz del Caso Watergate (1973), lo peor de la democracia americana; para otros fue un gran estadista que contribuyó a poner fin a la Guerra Fría.

FICHA TECNICA

 

Título:                  Nixon

Duración:            192 min. (Estados Unidos. 1995)

Director:              Oliver Stone

Guión:                  Oliver Stone, Stephen J. Rivele, Christopher Wilkinson

Fotografía:           Robert Richardson

Música:           John Williams

Reparto:              Anthony Hopkins, Joan Allen, James Woods, Paul Sorvino, Bob Hoskins, J.T. Walsh, E.G. Marshall, Ed Harris, Powers Boothe, David Paymer, David Hyde Pierce, Mary Steenburgen, Tom Bower, John Diehl, Kevin Dunn, Madeline Kahn, Saul Rubinek, Larry Hagman, Annabeth Gish, Tony Lo Bianco, Dan Hedaya, Joanna Going, Tony Goldwyn, Edward Herrmann, Marley Shelton, Ric Young, Bridgette Wilson, John C. McGinley, Michael Chiklis, Bai Ling, Angie Gray, Alexander Butterfield

Productora      Illusion Entertainment Group, Cinergi Pictures. Productor: Andrew G. Vajna

 

Premios:

1995: 4 nominaciones al Oscar: actor, actriz secundaria (Joan Allen), guión, bso

1995: Nominada al Globo de Oro: Mejor actor drama (Anthony Hopkins)

1995: Nominada Premios BAFTA: Mejor actriz secundaria (Joan Allen)

1995: Círculo de Críticos de Nueva York: 2 nominaciones, incl. a mejor actor (Hopkins)

1995: Asociación de Críticos de Los Ángeles: Mejor actriz sec. (Allen). 2 nom.

1995: Sindicato de Actores (SAG): 3 nominaciones inc. Mejor reparto (Largometraje)

1995: Asociación de Críticos de Chicago: Mejor director y Mejor actriz sec. (Allen). 4 nom.

1995: Asociación de Críticos de Boston: Mejor actriz secundaria (Joan Allen)

Críticas 

  • “No hay un solo momento en el que resulte admirable, decisiva o atractiva. No funciona como drama, aunque con un poco más de empuje habría sido una gran comedia” – Mick LaSalle: SFGATE
  • “Seguiría siendo una gran película aunque no hubiera habido un Richard Nixon (…) Tiene la resonancia de una tragedia clásica (…) Puntuación: ★★★★ (sobre 4)” – Roger Ebert: Chicago Sun-Times
  • “Oliver Stone presenta su visión de las fuerzas que conducían y motivaban al último presidente. Y, cierto o no, no se puede negar que tiene momentos donde resulta fascinante” – James Berardinelli: ReelViews
  • “Es enorme, brillante, oscura y catártica, con una interpretación colosal y compleja de Anthony Hopkins, que humaniza a Nixon más de lo que Nixon fue capaz de humanizarse a sí mismo” – Jay Carr: Boston Globe
  • “Quizás no estés de acuerdo con algunas de las caracterizaciones, afirmaciones e interpretaciones del guion, pero no te aburrirás” – Desson Howe: The Washington Post

 

TRAILER

MIS COMENTARIOS

NIXON, fue un hombre enigmático tanto como Vicepresidente de Ike Eisenhower (1953-1961), como después como el trigésimo séptimo presidente de los Estados Unidos entre 1969 y 1974, año en que se convirtió en el único presidente en dimitir del cargo.

Había perdido las elecciones de 1960 frente a John F. Kennedy por un pequeño margen de 112 000 votos populares. Cuando Nixon se presentó a las elecciones otra vez en 1968, se presentó como representante de la parte de la población más conservadora de América, una “gran mayoría silenciosa”, ante los disturbios y las protestas en los campus universitarios. Nixon también se presentó en su campaña como el país candidato de la ley y el orden, prometiendo poner fin a la guerra de Vietnam y acabar con el malestar.

No logró poner fin a la guerra de Vietnam, todo lo contrario, terminó prolongando la impopular guerra.

Sus mayores logros fue mejorar las relaciones de EE.UU. con China y la Unión Soviética. Con Henry Kissinger, negoció las Conversaciones sobre Limitación de Armas Estratégicas (SALT I) en 1972 para controlar la carrera armamentística con la Unión Soviética y en 1974, como resultado del escándalo de Watergate, tuvo que dimitir de su cargo, convirtiéndose en el único presidente en haberlo hecho.

Los jóvenes cubanos de entonces, de mi generación, vivimos múltiples situaciones de tensiones en lo político, en lo económico y en lo social, que con la prepotencia característica del Imperio, tuvimos que enfrentar con sus graves consecuencias dadas nuestras limitadas fuerzas y recursos.

Pedro J. Ramírez, Director de El Mundo en aquella época dijo: “Ningún acontecimiento contemporáneo – ninguno – me ha impresionado tanto como la agonía política de Richard Nixon. Es cierto que yo acababa de llegar a los Estados Unidos con 21 años, pletórico de idealismo e ilusiones sobre mi carrera de periodismo recién acabada y es cierto que tuve la oportunidad de vivir todo aquello en una privilegiada silla de pista, siguiendo durante horas y horas a través de la televisión, desde mi pequeña universidad, las distintas etapas de la crisis y entrevistando – ¡oh, afortunado de mí!- en escapadas de fines de semana o vacaciones a aquellos héroes modernos de la libertad de prensa llamados Mrs. Graham, Ben Bradlee, Bob Woodward y Carl Bernstein. Pero más allá de esas circunstancias personales e incluso del paralelismo que un cuarto de siglo después llegaría a establecerse ente la investigación de Washington Post sobre el caso Watergate y la de “El Mundo” sobre la trama del GAL, lo que en el fondo me fascinó y aun me continúa fascinando de la caída de Nixon es su dimensión de tragedia moral en el sentido mas profundo y desgarrado del término. Por eso la discutida, compleja y desmesurada película de Oliver Stone sigue siendo a fecha de hoy mi película política favorita (…)

“La constante intersección, sigue diciendo Pedro J., de las distintas etapas del pulso entre la Casa Blanca y quienes desde el Congreso y el Senado pugnaban por la destitución del presidente con los momentos culminantes de la biografía de Nixon es uno de los grandes aciertos de una película que, a pesar de su duración y de la abundancia de escenas a base de dos personas hablando en un despacho, bien puede calificarse de trepidante. Los flash backs toman a veces la forma de noticiario cinematográfico o new reel al modo de Ciudadano Kane y en un momento dado nos llevan a la misma conclusión de Welles sobre su remedo de Hearst: “Nunca supimos quien era Richard Nixon en realidad y ahora que se ha ido nunca lo sabremos”.

Es una película de las best de Stone, que atesoro hoy en mi Videoteca personal.

Jorge A. Capote Abreu

Santander, 28 de noviembre de 2021

[1] Richard Nixon (Yorba Linda, 9 de enero de 1913 – Nueva York, 22 de abril de 1994). Político estadounidense, tristemente célebre por haber sido el único presidente de ese país que tuvo que renunciar debido a que se le comprobaron varios delitos (en el Escándalo Watergate). Como representante fue notorio por su protagonismo en el temido Comité de Actividades Antiestadounidenses. Apoyándose en Henry Kissinger desempeñó un importante papel internacional: visitó la República Popular China y negoció los Acuerdos SALT I. Bajo su mandato, la nave tripulada Apolo 11 llegó a la Luna.

 

Ir a la fuente
Author: viajes24horas

Powered by WPeMatico