Con dolor profundo conocimos que la entrañable trovadora santiaguera Aracelis “Cheli” Romero, todo un símbolo del género musical tradicional, falleció esta mañana de jueves en esta ciudad, a los 85 años, informó una fuente de la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos Miguel Matamoros.

En el pasado Festival de la Trova, el mas antiguo de Cuba, tuvimos la oportunidad de grabar varias de sus presentaciones que en breve publicaremos.

Hace apenas una semana, Cheli Romero fue homenajeada por la “Matamoros” y por el Comité Organizador del Festival Pepe Sánchez, actividad que se desarrolló en la Casa de la Trova, en la calle Heredia. Esa congratulación la recibió Aracelis junto al también emblemático músico tradicional, Alejandro Almenares.

Esa mañana, Cheli cantó varios temas, acompañada por el propio Almenares y Gabino Jardines; luego, en el Salón de Protocolo de la Empresa de la Música movió rítmicamente las maracas y tocó las claves mientras cantaban Eduardo Sosa y Pepe Ordaz.

Cheli comenzó su vida artística en 1962 en el Coro Madrigalista, como contralto, y en 1973 se profesionalizó en el canto.

El 19 de marzo pasado Día del Trovador Cheli fue homenajeada en la Casa de la TrivaEn su extenso historial a favor de la música tradicional fue fundadora del coro de la CTC, agrupación que hizo historia en Santiago de Cuba, y paseó su voz por los festivales de coros en esta ciudad, los del Creador Musical, de la Trova, en la Feria del Tivolí…

Nos dejó Aracelis «Chelis» Romero. Era una artista muy respetada y muy querida, y despertaba la admiración en todos, por su consagración a pesar de la avanzada edad, a la música cubana a la que guardó fidelidad y reservó su último aliento.

En el pasado Festival de la Trova tuvimos la ocasión de grabar varias presentaciones suyas que en breve publicaremos.

Donde estuviese Cheli nunca faltaban sus canciones tradicionales y sus boleros en honor a los creadores Eusebio Delfín, Pepe Sánchez, Félix B. Caignet, Ernesto Lecuona, María Teresa Vera…

Su vida, reconocen fuentes de la Empresa de la Música, fue muy activa tanto en el orden artístico como político, y buena parte de los últimos años de su existencia los consagró con disciplina a la Casa de la Trova Pepe Sánchez donde su voz era obligada en cada jornada.

La música tradicional y los compositores tradicionales la impulsaban a cantarComo si presintiese el final, Cheli decidió participar en estas actividades del último Festival trovadoresco en que tomó parte. El homenaje que le consagraron fue también como el adiós público que seguramente ella soñó: con canciones.

Ahora se impone el respeto a la memoria de Cheli y las condolencias para amigos, trovadores y familiares. Y a dejar todo listo para cuando en marzo de 2020 se celebre aquí el venidero Festival de la Trova Pepe Sánchez el nombre de Araceli aparezca entre los que ayudan a hacer inmortal a la trova.

Escrito por M.Sc. Miguel A. Gaínza Chacón en SIERRAMAESTRA.CU