Nos quieren pasar gato por liebre o ¿por qué hace falta el 349?

La vulgaridad, la obscenidad y el mal gusto están empezando a entrar por la puerta ancha de algunos hogares, y vendidos a toda pantalla y llegando al espacio público de la sociedad cubana. Y hay gente queriéndose pasar por lo que no es, imponiéndonos su mal gusto en nuestra propia cara, lo mismo en el almendrón que en las calles de La Habana Vieja.
Ir a la fuente
Author: Cubadebate

Powered by WPeMatico