El grupo hotelero ofrece ocho propuestas para todo tipo de viajeros

Sallés Hotels propone ocho escapadas nacionales para disfrutar en Semana Santa. El grupo hotelero tiene el establecimiento perfecto para alojarse, sea cual sea el perfil del viajero.

En una sociedad donde el reloj parece tener cada vez menos horas, es necesario detenerse y descansar. Las vacaciones de Semana Santa son la excusa perfecta para escapar y conocer aquel destino que hace tiempo que tienes en mente.

Para los viajeros que buscan relajarse en un entorno de ensueño y rodeado de naturaleza, el Hotel Mas Tapiolas Country Lodge, ubicado en una masía tradicional catalana del siglo XIII, es el sitio ideal. Con un plan gastronómico único en el Ampurdán, permite visitar las bodegas más conocidas de la zona, al tiempo que promete hacer que el huésped deje atrás las preocupaciones en su amplio y luminoso Spa & Wellness  de 400 m2 o en manos de sus expertos terapeutas.

Para quienes buscan una estancia más privada, Suites Natura ofrece una lujosa e íntima experiencia donde disfrutar de un baño relajante en el jacuzzi o piscina privada dentro de tu propio dormitorio de 45m2.

Hotel Cala del Pi Bach Retreat, un oasis de paz en un enclave único frente al Mediterráneo, es el secreto mejor guardado de la Costa Brava.

Para los que quieren sentir la calma entre inmensos campos de olivos en un destino rural, La Caminera Club de Campo, en pleno corazón de La Mancha, es el destino ideal. Además del paisaje y los exclusivos tratamientos de su spa, tiene entre sus grandes atractivos la oferta gastronómica, con el Restaurante Retama, premiado con una Estrella Michelin y recientemente con un Sol Repsol.

Para los que quieran vivir la Semana Santa más tradicional y auténtica, el lugar ideal para vivir esta celebración por todo lo alto es el sur. Sallés Málaga Centro permite vivir las procesiones en pleno centro histórico a la vez que disfrutas del ambiente y la comida andaluza.

Para los más urbanitas, aquellos que prefieran combinar planes de ocio y cultura con la desconexión que ofrece el mar, Sallés Hotels Pere IV es el mejor sitio para hospedarse y descubrir las calles más emblemáticas de la Ciudad Condal. Y tras finalizar un largo día sin parar, Mare Nostrum Spa es la opción para recuperarse.

Para aquellos que aprovechan las vacaciones de Semana Santa para hacer la primera escapada del año a una isla, el destino perfecto está en Sallés Hotels Marina Portals, en Mallorca.

Los que se escapen en avión y necesitan estar cerca del aeropuerto también tienen dos opciones para escoger: Sallés Hotels Ciutat del Prat (Barcelona) y Sallés Hotels Aeroport de Girona (Girona), dos destinos muy bien conectados para aprovechar al máximo el tiempo antes de volar.

Ir a la fuente
Author: viajes24horas

Powered by WPeMatico