OTRA VEZ el despropósito. Este sábado 19 de enero / Asistir a la sala de conciertos Dolores de Santiago de Cuba, con su excepcional acústica. Escuchar a la Orquesta Sinfónica de Oriente y a sus invitados con Brahms, Bach, Mendelssohn… MIENTRAS se cuela el BUM BUM BUM del sonido de los bafles de enfrente, de la Plaza Aguilera, donde antaño estuvo el cine del mismo nombre..
No había un alma en aquella plaza, pero sí CUATRO bocinas ENORMES.

Hablé con la directora de la sala Dolores, Yoricel Andino, y manifiesta que este es un problema viejo y que le han dicho que… ambos espacios deben coexistir.

¿Y quién dijo que no se puede coexistir con respeto?

¿Quién diseña estos espacios y bajo cual filosofía? Por qué no se tienen en cuentan los horarios para que una propuesta no afecte a la otra? ¿Por qué semejante despliegue de música en una plaza vacía? ¿Por qué tanta terquedad a la hora de escuchar razones? ¿Por qué?

Reinaldo Cedeño Pineda

REDACCIÓN: Este comentario lleva tiempo en facebook y hoy lo encontré otra vez pero aunque yo diria un par de cosas bastante fuertes, mis amigos santiagueros me han comunicado que mis críticas culturales hacia algunos hechos ocurridos, les producen problemas a ellos.

Yo les he prometido que no volveré a generarles problemas asi que ¡VIVA SANTIAGO BEATIFUL! y que el ruido y el reguetón sigan sonando y aplastando la cultura tradicional, al parecer es lo que se ordena y promueve por la autoridad competente… no hay problemas, que suene el BUN BUN BUN y que bailen los monos al ritmo de la selva mientras la sinfónica trata de hacerse oir en la SALA DOLORES… son los tiempos…

Tan solo quiero apuntar una posible alternativa que, posiblemente a ningún dirigente de los que organicen los espacios culturales se les haya ocurrido, pòrque digo yo: ¿sería muy complicado que mientras en la SALA DOLORES se realiza un evento no suene el BUN BUN en la Plaza Dolores?

Posiblemente sea imposible esta alternativa y la coincidencia horaria del BUN BUN y la música clásica sea imposible romper, claro, es muy entendible y muy lógico, porque no hay otras zonas, ni otros horarios, en Santiago, para que suene, a esa hora, el BUN BUN ah! claro, molestaría a otros vecinos que tambien se quejarian… vaya por dios. Es complicada la cosa.

Pero tengan en cuenta que en otras partes del mundo los bulebares también son amenizados con música enlatada, no es una exclusiva de Santiago. Claro que existe un tipo de contaminación, que ya empieza a respetarse en el mundo civilizado, que no es otra que la contaminación acústica. Para controlarla se utilizan unos medidores de volumen muy elementales ya que cuando se sobrepasa un nivel de decibelios la salud se resiente. Parece mentira que en Cuba, donde el tratamiento de la salud es ejemplar, se respete tan poco este tipo de contaminación acustica.

Sinceramente pienso que esto pasa por el absoluto desconocimiento del hecho, que tienen los responsables de la cultura santiaguera. Posiblemente no se les haya explicado que la queja, no es por que suene ese maravilloso y cultural BUN BUN, representativo de los mas gloriosos y salvajes ritmos que nadie baila a esa hora y a todos molesta, sino por la coincidencia en el horario.

O posiblemente es que esto se les ha explicado hablando muy rápido. No se estresen y traten de contarlo  d e s p a c i t o   y   m u y   l e n t o verán como acaban entendiendolo y se arregla esa ridícula y solucionable coincidencia de eventos sonoros.

Por último les informo que pueden exponer el problema en la web del gobierno y seguro les  atenderán, tomen nota o directamente hagan clic AQUÍ 

http://www.santiago.gob.cu/es/general#comment-370