Los jefes de la firma de viajes más antigua del mundo seguían reuniéndose con los prestamistas y acreedores en Londres el domingo para tratar de llegar a un acuerdo para mantener la compañía a flote. Con hoteles, complejos turísticos, aerolíneas y cruceros, Thomas Cook tiene 600 mil clientes de vacaciones, lo que significa que los gobiernos y las compañías de seguros podrían verse obligados a intervenir y traerlos de vuelta a casa si la empresa quiebra.
Ir a la fuente
Author: Cubadebate

Powered by WPeMatico