Regalo especial de Fidel a la AHS

El libro Fidel y la AHS, compilado por Elier Ramírez Cañedo y con prólogo de Abel Prieto Jiménez será presentado este martes durante la primera jornada del 3er. Congreso de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), como una herramienta esencial para continuar defendiendo el espacio central de la cultura en la Revolución.

“Es un regalo especial del Comandante en Jefe a todos los integrantes de la AHS”, afirma Ramírez Cañedo, quien accedió a responder algunas preguntas sobre este trascendental volumen, horas antes de su presentación.

—¿Qué puede adelantarnos acerca de la génesis y los contenidos de este libro?

—En el texto se compilan dos intervenciones inéditas —en versión amplia— de los intercambios de Fidel con la joven vanguardia artística e intelectual. La primera de ellas, el 12 de marzo de 1988, durante la reunión del Consejo Nacional de la AHS, y la segunda, el 18 de octubre de 2001, en la última sesión del 1er. Congreso de la organización. Tiene además toda la carga emotiva y simbólica que personalmente el Comandante en Jefe autorizó se hicieran públicas estas intervenciones el 7 de noviembre de 2016, apenas 18 días de su partida hacia la eternidad, en el año que conmemorábamos el aniversario 30de la Asociación.

Como joven historiador, ¿qué le ha aportado la investigación que implicó la preparación de este libro?

Realmente lo que más me aportó fue leer y analizar las propias ideas de Fidel, que a pesar de responder a un contexto histórico muy particular, no dejan de ser muy actuales y nos ayudan a enfrentar los desafíos culturales de nuestro presente.

¿Qué importancia le confiere a que la vanguardia artística cubana tenga en sus manos un volumen sobre Fidel y la AHS?

—Abel Prieto señala en el prólogo que sintió que Fidel lo convocaba nuevamente a seguir debatiendo con él, con sus ideas, con sus propuestas, sobre cómo defender el espacio central de la cultura en la Revolución. A mí me sucedió exactamente lo mismo. Espero que a todos los miembros actuales y futuros de la AHS les ocurra igual. Ahí estaría la principal contribución de este libro.

Indudablemente, el hecho de que los hermanos Saíz Montes de Oca fueran asesinados un 13 de agosto, día del natalicio de Fidel, entraña un gran simbolismo histórico. ¿En qué medida considera que la AHS, en su devenir, ha correspondido a ello?

—Siempre he pensado que, si pertenecemos a la AHS, lo menos que podemos hacer es interesarnos en la historia de Luis y Sergio, en conocer su pensamiento y obra. Creo que si nos identificamos con esa historia, seremos cada día más martianos y fidelistas. No fue casual que cayeran un 13 de agosto de 1957, pues precisamente ese día se aprestaban a realizar una acción revolucionaria para celebrar el cumpleaños de Fidel. Se dice que al salir de la casa aquel día y despedirse de su madre Esther, le habían expresado: algún día te sentirás orgullosa de nosotros.

“Creo que en sus más de tres décadas de existencia la Asociación ha sido fiel a ese legado, en la defensa de lo mejor del arte y el pensamiento joven, pero, sobre todo, en su profunda vocación social. Cuando leemos los textos de Luis y Sergio, tanto en verso como en prosa, no dejamos de sorprendernos por el talento que ya mostraban a pesar de su corta edad, pero tenían una vocación mayor: la de crear por y para la Revolución. Su sensibilidad artística se acompañaba de su sensibilidad social.”

—¿Qué espera de este 3er. Congreso de la Asociación?

—Espero que, al igual que el 2do. Congreso, celebrado en el 2013, esté a la altura de su tiempo. Se ha trabajado mucho en función de los acuerdos de la anterior cita, pero los desafíos culturales que enfrentamos, no ya los creadores más jóvenes, sino la sociedad cubana de conjunto, se acrecientan y complejizan, en un escenario de transformaciones económicas, políticas y sociales, que como es lógico tienen sus correlatos subjetivos.

“Si tenemos en cuenta, además, que celebramos esta cita en el contexto de los 150 años del comienzo de nuestras luchas independentistas; a casi unos meses de conmemorar el aniversario 60 de la Revolución; y cuando la generación nacida con la Revolución asume ya los destinos del país; nuestro compromiso con la Patria se agiganta. Todo ello también en un contexto caracterizado por la ofensiva de restauración conservadora del imperialismo y las oligarquías regionales.

“De ahí que estemos llamados no solo a desatar las fuerzas productivas, sino también las fuerzas espirituales de la nación. En ese sentido el papel de la AHS es fundamental. Espero que este Congreso sirva para eso. También para acabar de volar en pedazos visiones estrechas en la manera de entender la cultura, como aquella reducida solo al arte y la literatura. En ese sentido venimos insistiendo en la necesidad de que se entienda la importancia de las Ciencias Sociales, en medio de las batallas culturales que enfrentamos.

“¿O es que acaso los aportes de la historia, la sociología, la antropología, la filosofía y otros saberes humanísticos, no forman parte también de lo más valioso de nuestra cultura? ¿Cuántos eventos de pensamiento hace la AHS? ¿Por qué la sección de Crítica e investigación es la más deprimida? ¿Por qué pensar solo en cruzadas artísticas y no en cruzadas de arte y pensamiento? Son preguntas para debatir.

“Considero que la AHS pudiera ser una organización para agrupar y articular a esos núcleos de jóvenes pensadores que hoy andan dispersos a lo largo y ancho de nuestro país. Mucho pudieran aportar unidos al perfeccionamiento de nuestra sociedad y a la defensa de las ideas humanistas, anticolonialistas y antimperialistas frente a la arremetida del pensamiento neoliberal que también nos amenaza.

“Finalmente diría que espero que de este cónclave salgan también ideas de cómo la Asociación puede volcarse aun más a la sociedad, y hacia aquellas zonas de nuestro país más necesitadas de crecimiento espiritual. Es la única manera de que pueda continuar considerándose una organización que no trabaja para una elite, sino que trabaja esencialmente para y por el pueblo. Solo así podría considerarse de vanguardia.

“La mayor cantidad de miembros de la AHS residen en La Habana, por eso creo que el mejor homenaje que pudiéramos ofrecer los asociados a la ciudad en su próximo 500 aniversario, sería llegar con lo mejor de nuestro arte y pensamiento a muchos lugares que lo necesitan. La AHS ha tenido históricamente importantes resultados de trabajo en el resto de las provincias, ese trabajo hay que mantenerlo y mejorarlo, pero también en la capital se definen estratégicamente los destinos de nuestra cultura”.

“Espero que de este congreso salgan ideas de cómo la AHS puede volcarse aún más a la sociedad”, afirma el joven Doctor en Ciencias Histórias Eriel Ramírez Cañedo.

 

La entrada Regalo especial de Fidel a la AHS aparece primero en Portal del Arte Joven Cubano.

Ir a la fuente
Author: Milagros Coromina

Powered by WPeMatico