El Museo Casa Natal José María Heredia y Heredia, ubicado en una casona de arquitectura colonial construida a mediados del siglo XVIII, recibe una restauración con la intervención de estudiantes y sus profesores en las diferentes especialidades de la Escuela Taller Ugo Luisi, de la Oficina del Conservador de la Ciudad.

Denis Marcos Ladrón de Guevara, con 24 años y quien se forma en carpintería en segundo año, manifestó la satisfacción de trabajar en tan importante inmueble y poner en práctica los conocimientos recibidos en el plantel, que tiene como premisa “Aprender haciendo”.

Ha trabajado en la cubierta de tejas criollas, cambio de balaustres, arreglo de pasamanos y otras labores del oficio de restaurador y manifestó el deseo de una vez egresado matricular en otro curso, bien en jardinería o electricidad, si le dan la oportunidad, ya que antes hizo la de albañilería dado su interés de formarse integralmente.

Laritza Martínez Díaz de Villalvilla, especialista principal del museo, Monumento Nacional, destacó a la Agencia Cubana de Noticias la seriedad y calidad de la brigada de jóvenes de la “Ugo Luisi” a cargo de la obra, donde se acciona en las redes hidráulicas, albañilería, carpintería y electricidad.

De la casa original, señaló, queda la puerta española de clavos de la entrada, a la cual se accede por un pretorio, y otra que da para el interior de una habitación.

En todas las restauraciones realizadas, precisó, se ha tratado de mantener el estilo constructivo, siendo la de mayor envergadura la asumida por el profesor y arqueólogo Francisco Prat Puig, quien la acercó en todo lo posible a su imagen inicial.

Catalogó al inmueble como uno de los más antiguos de la ciudad, rescatado en 1889 gracias a la gestión de Federico Pérez Carbó, Emilio Bacardí, Eduardo Yero y otros patriotas e intelectuales santiagueros, con la colaboración de algunos desde el extranjero como José Martí.

Por los usos que tuvo estaba en ruinas y requirió primero adquirirlo en propiedad, por iniciativa de la Junta José María Heredia en Santiago de Cuba, creada con el objetivo de convertirlo en un establecimiento docente y colocar en la parte exterior una lápida conmemorativa.

Una vez materializado ese noble propósito en 1893, tuvo un protagonismo en la vida cultural de la ciudad al ser la sede de la primera Academia Municipal de Bellas Artes y luego acoger a la Sociedad de Pro Arte Cubano, la Escuela Provincial de Artes José Joaquín Tejada y la Oficina del Historiador hasta abrir sus puertas como museo memorial.

Sobre los objetos de gran valor que atesora tiene una colección de importantes artistas santiagueros en la sala y sobresale una pintura al óleo de Heredia, de grandes dimensiones, creada por José Uranio Carbo de Fresneda.

Adscrito a la Oficina del Conservador de la Ciudad, promueve la vida y obra del bardo cubano, nacido allí el31 de diciembre de 1803, los valores de la casa y el arte en todas sus manifestaciones.

Según explicó la especialista principal, se trata no solo de resguardar y exponer objetos antiguos, sino también de que sea un lugar de actividades para difundir el conocimiento del patrimonio y crear una conciencia de su preservación.

José María Heredia y Heredia (1803-1839) es considerado el primer poeta romántico de América y con sus ideales contribuyó en el proceso de consolidación de la nacionalidad cubana.

Tomado del Periódico Sierra Maestra www.sierramaestra.cu

Ir a la fuente
Author: Periódico Sierra Maestra

Powered by WPeMatico