Revelan nuevos horrendos detalles sobre el caso del asesinato de Evelio Federico Gainza

En cuerpo sin vida de Evelio Gainza, fue hallado el pasado jueves por la policía de Miami-Dade.

Evelio de 63 años fue asesinado por el novio de su hija, y esta participó como cómplice, por lo que ambos fueron arrestados.

Según la información dada por El Nuevo Herald, a Eveline Gainza, se le impusieron cargos   por encubrir pruebas y manipular evidencia física. Su novio, Demar Turrellas, de 19 años, está acusado de los mismos cargos y de homicidio. Los investigadores dicen que creen que ella ayudó a limpiar la casa de su padre después de que Turruellas le disparó por la espalda el 24 de septiembre.

Eveline fue arrestada en la casa de su madre. Turruellas ya estaba bajo custodia por un arresto anterior. Según el informe del arresto, Turruellas disparó varias veces en la espalda a Evelio Federico Gainza con un arma semiautomática calibre 40.

Rouse Mary Álvarez Figueredo, novia de Evelio, reveló que en una ocasión Eveline intentó matar a su padre con un bate mientras dormía.

“No es la primera vez que Eveline agrede a su padre. A finales de enero del 2018, intentó matarlo con un bate. Lo golpeó con fuerza mientras él dormía y le partió la cabeza. Cuando Evelio logró levantarse, corrió detrás de ella por toda la casa y, después de quitarle el bate, le dijo que a pesar de lo que ella había hecho nunca le haría daño. El novio la estaba esperando afuera de la casa con una pistola y se la llevó”, dijo Figueredo por vía telefónica.

migos cercanos y familiares le confesaron al Nuevo Herald, que Evelio no mantenía una buena relación con el novio de su hija, y que en varias ocasiones habían tenido altercados donde Demas Truellas lo amenazaba con caerle a tiros.

“Como buen padre, Evelio no quería que su hija estuviera con él”, dijo el hombre, de 28 años, quien agregó que el novio de Eveline Gaínza amenazó en reiteradas ocasiones a Evelio Federico Gaínza. “Él tenía las llaves del Mercedes-Benz que Evelio le había comprado a su hija. Siempre decía que con él no se jugaba, que un día iba a caerle a tiros”, agregó.

Según Gacita, Evelio Federico Gainza le contó que el novio de su hija intentó robarle a su madre, una anciana postrada, por lo que le impidió que siguiera visitando su casa.

“Evelio trabajó conmigo para que la Policía capturara a Demar Turruellas. Nosotros le dijimos a los oficiales todo lo que sabíamos de ese joven y pensábamos que pasaría al menos un año en la cárcel. Lo soltaron a los dos días”, dijo Gacita, quien añadió que si las autoridades hubiesen actuado con más severidad, Evelio Federico Gainza todavía estaría vivo.

“Ese hombre era una excelente persona que no merecía morir así”, dijo Gacita, quien dijo que se ha comprado un arma.

“No me siento tranquilo con este tipo de gente viviendo entre nosotros. Tengo que estar protegido”, agregó.


Ir a la fuente
Author: Jorge L

Powered by WPeMatico