Comprometido con el rescate de los principales valores de la música santiaguera, el estudio de grabaciones Gallo Negro, perteneciente a la Casa Dranguet y con cinco años de creado, ha apostado por la promoción de lo mejor del talento local.

El trovador Rubén Lester, alma de Gallo Negro, refiere que “estamos comprometido con la música santiaguera, dígase la trova, la música afrocubana, la urbana…, y especialmente estamos comprometidos con aquel talento que por sí mismo no puede enfrentar un compromiso discográfico o que no tiene algún tipo de trabajo discográfico que mostrar. El estudio, por supuesto, tiene que escoger los proyectos en los que va a trabajar porque son muchos”.

No obstante, uno de los criterios que prima a la hora de escoger un proyecto es que este tenga el “sabor” santiaguero o cubano, y a la vez que no sea más de lo mismo, sino que sobresalga como propuesta novedosa, auténtica…

Rubén Lester, en el Estudio Gallo Negro, trabajando en un nuevo proyecto.

“En cinco años son muchos los artistas que han pasado por Gallo Negro. Aquí estuvo el Orfeón Santiago, recientemente pasaron por aquí los Tambores de Bonne y la Sonora Huracán, con una canción dedicada a Eusebio Leal, del género urbano, por mencionar algunos, han pasado El Médico, Cuban Fly…, Almenares también pasó por aquí, Gabino…”.

Además del rescate de aquellos sonidos singulares entre los artistas de Santiago de Cuba, en el estudio Gallo Negro también se “cocina” un proyecto que, cuando menos, es único: se trata de una especie de disección del quehacer artístico de la Tumba Francesa La Caridad de Oriente, Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

“Hace ya varios años, Daniel Chatelain hizo, para mí, una de las investigaciones más completas sobre la Tumba Francesa. Tomando como referencia dicha indagación, tenemos un proyecto que involucra todo el personal de la Casa Dranguet, y cuyo objetivo es hacer un estudio más moderno y detallado, casi una radiografía, de la Tumba Francesa, su sonoridad, sus toques, sus vestuarios, tradiciones… absolutamente todo, desde el punto de vista sociológico, musicológico, etc.”.

Otro objetivo, además, es comparar lo que se encuentre hoy en esa indagación, con el estudio de Chatelain de hace ya 20 años más o menos, y así descubrir qué ha cambiado y buscar las razones.

“Ese estudio la idea es montarlo después en una plataforma multimedia e interactiva, que tenga valores pedagógicos y didácticos”, sentencia.

“Para el futuro quisiera ver el estudio Gallo Negro más actualizado, con mejor tecnología, y sobre todo, con un camino recorrido más importante que el que ya ha transitado, con gran variedad de música cubana y santiaguera registrada para el goce, el estudio y la posteridad”, acota Rubén Lester.

La santiaguera Casa Dranguet celebrará sus primeros cinco años de fundada, por tal motivo desde esta página le proponemos acercarnos a los trabajadores fundadores.

Antes le comentábamos de Odalis, la primera persona en recibir al visitante que llegue hasta este centro.

Ir a la fuente
Author: casadranguet

Powered by WPeMatico